Alarte pone a RTVE como modelo para reformar RTVV

Canal 9 es un instrumento en manos del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, para "perpetuarse en el poder", denunció ayer el secretario general del PSPV-PSOE, Jorge Alarte, quien se reunió con el líder de los socialistas de Castilla y León y portavoz en la Comisión de Control de RTVE en el Congreso, Óscar López, para elaborar un decálogo de medidas que devuelvan el "pluralismo" a Ràdio Televisió Valenciana (RTVV). Alarte dijo que la situación de la empresa pública es "vergonzosa" y, aunque se solidarizó con sus trabajadores, denunció las "mentiras permanentes". El líder del PSPV consideró que es difícil saber cuál es la realidad económica de RTVV pero aseguró que en 1995, último año de mandato socialista, tenía 1,2 millones de euros de deuda y en 2008 ya superaba los 1.160 millones.

Óscar López, por su parte, calificó de "antiguo" el modelo de RTVV, "basado en la deuda y la manipulación", y lo comparó con la nueva etapa de Radiotelevisión Española (RTVE), sin publicidad, con financiación garantizada por ley y con incrementos de audiencia. "De la televisión de Urdaci hemos pasado a los informativos más seguidos y a verla convertida en un referente internacional de la televisión pública", resumió.

Alarte, que avaló todas las actuaciones del portavoz parlamentario, Ángel Luna, denunciado por el PP por esgrimir en las Cortes un informe del caso Gürtel que revela la actuación de la trama corrupta en connivencia con directivos de RTVV, arremetió contra los responsables de la cadena autonómica, el ex director general Pedro García, y el actual director, José López Jaraba, y señaló que lo que tendría que preocupar al PP es esclarecer "hasta el último dato" de ese documento.

Además de recriminar a Camps que sea incapaz de actuar en materia de fusión de cajas de ahorros como el presidente de Castilla y León, el popular Juan Vicente Herrera, que ha pactado, como recordó Óscar López, los procesos de fusión en esa comunidad, Alarte retó al presidente del Consell a firmar una posición unitaria en defensa del trasvase Tajo-Segura frente a los intentos de condicionarlo desde el Estatuto de Castilla-La Mancha.

Alarte, que elogió la tarea que Leire Pajín desarrolla para buscar una solución, no quiso adelantar si pedirá la retirada del proyecto en el caso de que el 8 de abril no lleguen el PSOE y el PP a un acuerdo, pero reiteró su oposición frontal a que se recoja reserva hídrica alguna y anunció que se reunirá en Elche con los regantes del Tajo-Segura para acordar actuaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 27 de marzo de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50