Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Diputación de Alicante arremete contra el 'botellódromo' de Castedo

La aglomeración de cientos de jóvenes en un recinto acotado en la zona del puerto de Alicante bebiendo alcohol provocará que se "multiplique" el consumo de otras drogas como la cocaína, el éxtasis, las anfetaminas o sustancias alucinógenos, según aseguró ayer Bartolomé Pérez, ex director general y redactor de la Ley de Drogodepencias. Pérez se mostró contrario a este "festival" de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, que pretende destinar una zona del puerto para el consumo juvenil de alcohol los fines de semana. "La impulsividad es mala consejera en estos temas", advirtió Pérez a la regidora. Según el director del Plan Provincial de Drogodepencias, el botellódromo "acentuaría la presión social de consumo" de alcohol y drogas entre los adolescentes. "La solución al botellón no es provocar al personal", dijo el psiquiatra, acompañado de la diputada María Asunción Prieto, del PP, que también rechaza los planes de Castedo y defiende la prevención. La Diputación de Alicante, aunque no es competente en la materia, aboga por iniciativas "atractivas y alternativas" para los jóvenes durante los fines de semana.

Bartolomé Pérez, coautor de la actual legislación, admitió ciertos "problemas" en la ley actual, que asegura que está "prohibido" el consumo de alcohol en la vía pública, pero no dice nada respecto a un espacio público, habla de excepciones en sitios autorizados (terrazas) y en determinadas fiestas. Pérez tildó de "aberración" la habilitación de una zona porque "generaría un problema de consumo masivo de alcohol". El ex responsable de la Generalitat en esta materia recordó que la ley vigente sirvió para combatir el problema del botellón en las zonas de Cánovas en Valencia, Canalejas en Alicante y Altabix en Elche con "medidas adecuadas y el trabajo de la policía", y sin lanzar planes que incentiven el consumo abusivo de alcohol y otras drogas.

Los adolescentes se inician cada vez antes en el consumo de alcohol y de cannabis. El 67% de jóvenes con alta búsqueda de sensaciones han consumido cannabis en el último año, frente a sólo el 28% de los que presentan una baja búsqueda de sensaciones. El inicio del consumo se reduce de los 15,7 años a los 14,9, y el consumo es más frecuente e intenso, con una media de 42 canutos al mes frente al mínimo de siete. Estas son algunas de las conclusiones de un estudio realizado por la Diputación de Alicante entre 750 escolares de 16 y 18 años.

El informe también indica que los hombres se caracterizan por buscar nuevas experiencias frente a las mujeres. Además, el riesgo de consumir cannabis llega a ser cinco veces superior entre los jóvenes con mayor intensidad de búsqueda de estímulos. Bartolomé Pérez, autor del informe, destacó que los jóvenes susceptibles de caer en el consumo de cannabis, alcohol u otras sustancias tienen un perfil alto de búsqueda de sensaciones, "sobre todo el deseo de desinhibirse", por eso es necesario ofrecerles fórmulas de ocio y entretenimiento "atractivas y alternativas". El experto instó a las diferentes administraciones a "importar planes" para "modificar y redefinir" las estrategias preventivas. "Ya está bien de pan y circo, seriedad y programas selectivos y eficaces", dijo Pérez, que vinculó el consumo de porros con el de otras sustancias estupefacientes de una elevada intensidad emocional.

Por otro lado, la edad del primer consumo de alcohol de las chicas es de 13,76 años, algo menos que la de los chicos, que se sitúa en 13,84 años, y son también ellas las que en mayor porcentaje (37,4%) optan por el botellón frente al 25,1% de los jóvenes del sexo masculino. Así lo pone de manifiesto un Estudio Psicosocial sobre el Consumo de Drogas 2009, realizado por la ONG Controla Club a través de 5.447 encuestas a jóvenes valencianos en zonas de ocio y centros de enseñanza secundaria y cuyos resultados se presentaron ayer. El informe señala que un 25,1% de las jóvenes con edades comprendidas entre los 14 y 20 años afirma que prefiere las casas particulares para iniciarse en el consumo de alcohol y el 18,5% opta por los locales de ocio. Pero ellas tienen una mayor percepción del riesgo del consumo de alcohol.

Datos del consumo

- Cannabis: La edad del inicio de consumo se reduce de los 15,7 años a los 14,9.

- Alta búsqueda de sensaciones: El 67% de los adolescentes de este grupo consumen unos 42 porros al mes, frente a los 7 de los que no buscan sensaciones.

- Los hombres: Buscan nuevas experiencias vitales mucho más que las mujeres.

- Alcohol: El primer consumo entre las chicas se sitúa en los 13,84 años.

- Botellón: Un 37% de las chicas prefieren esta técnica frente 25% de los chicos.

- Beber en casa o en el bar: Un 25% de las jóvenes entre 14 y 20 años prefiere consumir alcohol en casas particulares para iniciarse, mientras que el 18% opta por los locales de ocio nocturno.

- Riesgo: Las chicas son las más conscientes del riesgo del abuso del alcohol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de marzo de 2010

Más información