Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un "tsunami del todo vale"

"La falta de ética se extiende como la espuma", alerta el director de la SER

Golpeado por profundas crisis económicas, éticas y tecnológicas, al periodismo le acechan grandes peligros, peores aún que la pérdida de empleos, la reducción de ingresos o la incertidumbre de cómo afrontar los cambios obligados por la irrupción de la era digital: "La falta de ética se está extendiendo como la espuma en sectores de la profesión, es como un tsunami del todo vale", alerta el director de la Cadena SER, Daniel Anido. Una advertencia y preocupación que centró la conferencia con la que abrió anoche las actividades de la Cátedra Radio Coruña-Cadena SER que la emisora creó con la Universidad coruñesa.

La "pérdida de calidad" de un oficio primordial en toda democracia es una constante en tiempos de crisis como la actual, subrayó Anido, pero más preocupante es sobre todo la expansión, "bajo la falsa etiqueta de nuevo periodismo", de una tendencia a informar "sin importar los hechos, sino la interpretación que cada uno le da a esos hechos". Esta tendencia a hacer caso omiso de toda norma moral y deontológica en el ejercicio del periodismo procede de la corriente neoconservadora de Estados Unidos "que a su vez no es más que una correa de transmisión del poder político", siempre deseoso de interferir y controlar los medios de comunicación.

Para Daniel Anido, urge "recuperar el oficio del periodismo" en su sentido más estricto y tradicional para combatir la caída de su credibilidad y pérdida de calidad que, además de la crisis ética, provoca la revolución tecnológica a la que se enfrenta la profesión y los medios de comunicación tanto escritos como audiovisuales.

"Apabullados por una revolución tecnológica que no hizo más que empezar", los periodistas dejaron de lado la creatividad y las fuentes de información "para pasarse el día ante unas pestañas de Internet vigilándose unos a otros". El resultado es la publicación de la misma noticia, con los mismos datos y fuentes en cientos de medios escritos, audiovisuales o digitales.

"Está claro que tenemos que cambiar totalmente, modificar completamente los sistemas de producción, las formas de contar lo que pasa, la relación con nuestros lectores u oyentes", reclamó el director de la SER (propiedad del Grupo Prisa, editor de EL PAÍS). Renovarse o morir cobra más fuerza en el mundo del periodismo, aseguró. Y más cuando la crisis económica en esta profesión "aflora con los peores vicios: precariedad laboral más agudizada que la que ya había, pérdida de un 20% de los empleos y autocensura".

Radio Coruña cumple 75 años en las ondas y con la Cátedra inaugurada ayer, la Universidade da Coruña, donde se imparte la carrera de Comunicación Audiovisual, pretende reforzar las prácticas de alumnos y abrir un foro con profesionales del sector.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de marzo de 2010