Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

Una familia gitana demuele su propia vivienda en Vigo

La denuncia partió hace unos años de un vecino y ayer fueron los propios dueños de la vivienda, una familia de etnia gitana, los que la demolieron. Ocurrió en la parroquia viguesa de Candeán. La reposición de la legalidad urbanística fue instada por Patrimonio. La sentencia judicial que ordenó la demolición considera ilegal la construcción, por ocupar suelo rústico de protección y a pocos metros de una mámoa. El cabeza de la familia, que contrató a una excavadora para destruir su casa, señaló que ignoraba esos extremos cuando compró el terreno. La familia, compuesta por cuatro personas, empezará a vivir en una caravana, según relataron los vecinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de marzo de 2010