Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los currículos de los médicos serán públicos para que los pacientes elijan

Los médicos cobrarán en función de los enfermos que atiendan, pero también elegirán a cuántos ven - Habrá siete zonas de atención primaria

Los currículos de los médicos especialistas estarán a disposición de los ciudadanos que quieran consultar qué facultativo tiene más experiencia en el tratamiento de su dolencia. Es una de las informaciones que los pacientes tendrán disponibles para elegir a quién quieren acudir cuando entre en vigor la Ley de Libre Elección, según avanzó ayer la viceconsejera de Asistencia Sanitaria, Ana Sánchez, en la Comisión de Sanidad de la Asamblea.

La consejería ofrecerá una lista de los especialistas que trabajan en cada servicio y de sus actividades, de forma que podrá "aconsejar" al paciente cuál es el centro más especializado para atenderle. Sánchez recordó que se harán públicos otros indicadores, como los tiempos de espera que tiene cada médico y encuestas sobre el grado de satisfacción de los usuarios, aunque estas últimas ya están disponibles en la web de Sanidad. El consejero, Juan José Güemes, avanzó hace meses que se estaban planteando ofrecer datos sobre las reclamaciones de los usuarios, infecciones contraídas en los hospitales y tasas de mortalidad.

Güemes y otros tres altos cargos de Sanidad comparecieron para explicar cómo van a desarrollar la Ley aprobada en noviembre. La consejería ya tiene dos decretos que desarrollan la norma, uno sobre libre elección y otro sobre área única.Los centros de salud o servicios de hospitales más demandados obtendrán más incentivos. También los profesionales cobrarán más cuantos más pacientes tengan a su cargo. "Los médicos podrán elegir el número de enfermos en función de su capacidad recibiendo una retribución individualizada", aseguró ayer Güemes. Una retribución que, precisó, se debatirá con los sindicatos. La norma no prevé que exista un número máximo de pacientes.

El decreto que regula el área única supone una revolución del mapa sanitario. De las 11 áreas actuales se pasa a una única que gestionará la atención primaria de casi seis millones y medio de personas.

Lo que no figura en el borrador del decreto, y ayer anunció la viceconsejera, es que sí existirá una división territorial. Una de las nuevas tres gerencias, la de Asistencia, estará dividida en siete direcciones asistenciales. Las zonas estarán delimitadas por las carreteras nacionales que parten de Madrid, de modo que resulten seis áreas más otra para el centro de la capital. En los centros de salud se crea la figura del director, que será elegido en concurso público de méritos.

El portavoz socialista, Lucas Fernández, preguntó qué pasaría si un paciente elige a tres especialistas en tres hospitales diferentes. "No hay una historia clínica común. ¿Se duplicarían pruebas? Eso supondría más gasto. ¿Lo tienen previsto?", insistió. Güemes respondió que está haciendo un esfuerzo para tener lista la historia clínica digital lo antes posible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de marzo de 2010