Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ventas en el exterior impulsan los resultados de Inditex

La diversidad geográfica es un buen antídoto contra la crisis. Inditex consiguió el pasado año un 68% del total de su facturación en el exterior (está presente en 73 países de cuatro continentes) lo que le hizo sortear la crisis de ventas en este sector por la caída del consumo en España. En este mercado, el 32% del total, bajó mínimamente las ventas con la misma superficie comercial. Inditex consolidó el liderazgo mundial en moda textil al vender 11.084 millones de euros, con un aumento del 7%. El beneficio neto se situó en los 1.314 millones, un 5% más.

Pablo Isla, vicepresidente de la empresa, dijo ayer que el ejercicio se ha cerrado de una forma razonable y que "la diversidad geográfica y el modelo multiformato permiten un gran potencial de crecimiento para los próximos años". Isla reconoció que, en superficie comercial comparable, las ventas globales han permanecido estables en 2009, pero la apertura de 343 tiendas (en 2008 abrió 573) han sumado facturación.

No subirá el IVA

Isla no quiso entrar en valoraciones sobre la evolución del consumo en España, pero sí anunció que la empresa no va a repercutir la subida del impuesto sobre el valor añadido (IVA) el próximo mes de julio en sus marcas. Inditex lo logrará a base de ganar eficiencia en la gestión, según Isla.

Inditex cerró el pasado año con una red de 4.607 tiendas en 74 países y una plantilla global de 92.301 empleados. "En 2010 vamos a ampliar entre un 8% y un 10% la superfie comercial y eso supone la apertura de entre 365 y 425 tiendas. De ellas, el 98% se abrirán en el exterior, al igual que sucedió el pasado año", recalcó Isla. En Asia se abrirán el 40% de las nuevas tiendas y en mayo próximo se inaugurará el primer establecimiento en India. La inversión total en 2010 será de 600 millones tras el fuerte recorte del 46% en 2009, hasta 510 millones. La posición neta de caja a final de año era de 2.380 millones.

Isla dibujó la distribución del mapa mundial de ventas que considera idóneo con un horizonte de tres años, al final de 2012. "Al ritmo de apertura que vamos, a final de 2012 el mercado europeo será el 50% de las ventas, Asia será el 20%, España otro 20% y América el 10% restante". Inditex ha aprobado pagar un dividendo de 1,20 euros por título, un 14% más que en 2008 cuando se congeló. La acción subió ayer en Bolsa el 3,47%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de marzo de 2010