Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Capello llora a Beckham

El centrocampista estará cuatro meses de baja y deja al seleccionador de Inglaterra sin "un referente" para el Mundial

David Beckham se perderá el que podría haber sido su cuarto Mundial tras confirmarse que tendrá que permanecer al menos cuatro meses de baja. El medio inglés sufrió un desgarro del tendón de Aquiles del pie izquierdo en los minutos finales del encuentro que enfrentó al Milan y el Chievo Verona (1-0) en la pasada jornada del calcio y que situó al equipo milanista a sólo un punto del Inter.

La ausencia de Beckham, de 34 años, supone un nuevo contratiempo en la planificación del Mundial para el seleccionador de Inglaterra, el italiano Fabio Capello, tras la baja de Michael Owen, delantero del Manchester United, lesionado de gravedad en la final de la Copa de la Liga, y la renuncia de los laterales Ashley Cole y Wayne Bridge por distintos problemas personales. Beckham era casi un fijo en la lista de Capello, que ha calificado su baja como "un duro golpe para Inglaterra". El técnico, que en su segunda etapa al frente del Madrid apartó de la plantilla a Beckham por anunciar su marcha a la Liga estadounidense, le consideraba ahora "un referente para sus compañeros". En tiempos de conflictos con el brazalete de la selección inglesa, la ausencia del ex capitán, 115 veces internacional, deja a una de las favoritas para Suráfrica sin uno de sus pilares y al Mundial sin uno de sus iconos.

El centrocampista se sometió ayer a una intervención quirúrgica en la clínica privada del doctor Sakari Orava, en la ciudad de Turku, en la costa occidental de Finlandia. El jugador estuvo en el quirófano aproximadamente una hora. Según Orava, deberá permanecer con yeso por un periodo de seis a ocho semanas para iniciar sólo a partir de entonces la rehabilitación. De acuerdo con el pronóstico del cirujano finlandés, los plazos marcados para la recuperación de Beckham le dejan "sin ninguna posibilidad de disputar el Mundial de Suráfrica", que comenzará el próximo 11 de junio.

El internacional inglés, jugador franquicia de Los Ángeles Galaxy, fue cedido al Milan en el mercado de invierno por segunda temporada consecutiva para que el parón en la Liga estadounidense no le restara posibilidades de llegar en forma al Mundial. Pero una lesión ha roto todos sus planes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de marzo de 2010