Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:La prueba | EL ESCAPARATE

Muchas opciones y poca velocidad

Todo lo que se renueva, mejora o, por lo menos, trae corregidas y aumentadas muchas de las cosas que es capaz de hacer. Éste es el caso del último Aperture de Apple, la versión 3.0. Uno de los programas favoritos de los maqueros a la hora de editar sus fotografías, junto con su hermano menor iPhoto, pero que aún dista mucho de ser una solución completa para un profesional de la imagen. Superar Photoshop son palabras mayores y éste no es el caso.

Eso sí, ha corregido errores de las versiones anteriores y le ha añadido un montón de herramientas, puede que incluso demasiadas (Apple anuncia que son más de 200), sobre todo si el que las utiliza es un aficionado poco acostumbrado a controlar tantos parámetros en una fotografía; tendrá que dedicarle mucho tiempo y paciencia antes de ser un experto.

Entre las novedades más destacables está Faces (caras), un reconocedor automático de rostros que aparecen en las fotografías. Basta ir dando nombres a cada rostro diferente que selecciona automáticamente el programa para que quede almacenado en su memoria. De esta forma, resulta muy rápido localizar a esa misma persona en el resto de imágenes, tanto individualmente como dentro de un grupo de personas. Es realmente eficaz y rápido, además aprende y gana en precisión cuanto más se utiliza.

Otra novedad muy útil es la llamada Places (sitios), encargado de leer los datos (metadatos) de posicionamiento GPS de las fotografías, siempre que los lleve incluidos, algo que aún no hacen todas las cámaras, aunque la tendencia es que así sea. Si no lleva los metadatos GPS, sólo hay que abrir la utilidad asociada a los mapas de Google y escribir el lugar donde se realizó la fotografía. Una vez localizado el sitio en el mapa, sólo hay que arrastrar la fotografía encima y aparecerá una chincheta de marca para indicar que está localizada. Es una forma muy agradecida de ordenar y visualizar luego las imágenes, sobre todo cuando se trata de una ruta larga por distintos lugares.

También se notan los cambios hechos en la herramienta Pinceles. Ahora se pueden seleccionar las zonas que retocar con mucha precisión, por ejemplo, para resaltar el azul del cielo sin que afecte al resto de la fotografía. O aumentar la nitidez sólo de una zona concreta y aplicar otro tratamiento al resto.

La interacción con el correo y con las redes sociales está muy presente. Hay botones de acceso directo al correo electrónico, MobileMe, Facebook y Flickr; sólo hay que rellenar previamente las preferencias de conexión con cada uno de ellos y la transmisión de la fotografías estará al alcance de un solo clic en cada icono. En la zona de trabajo, que se puede personalizar, destaca la opción de pantalla completa para que nada distraiga el trabajo.

Aperture 3 ocupa 800 MB y las librerías de foto que crea alcanzan fácilmente varios gigabytes, así que hay que tener cuidado con ellas. Un fallo imperdonable es que la única versión del programa sea en inglés. Por el precio podría estar en español.

Producto: Aperture3. Empresa: Apple. Precio: 199 euros. Sitio: www.apple.com/es.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de marzo de 2010