Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejido solicita un préstamo de 106 millones para sanear sus cuentas

El Ayuntamiento de El Ejido aprobó ayer los dos instrumentos con los que pretende encarar la delicada situación del municipio, definida por el PSOE como propia de una "economía de guerra". En Pleno, nuevamente extraordinario, el equipo de gobierno hizo valer su holgada mayoría para sacar adelante un presupuesto para 2010 de 78 millones, así como un plan de saneamiento que incluye la petición de un préstamo de 106 millones para contrarrestar la abultada deuda, que supera los 222 millones de euros.

"Es un presupuesto serio y austero", defendió el alcalde accidental, Ignacio Berenguel, sobre las cuentas, que caen en un 21% respecto a 2009 y que, para el PSOE, son "las más cercanas a la realidad" de la década, marcada por los "castillos de naipes" presupuestarios. Así lo expresó la portavoz socialista, Guadalupe Fernández, cuyo grupo respaldó el plan de saneamiento propuesto por los secuaces del encarcelado alcalde, Juan Enciso, en el que atribuyen todo el peso de la quiebra del municipio a la crisis internacional y al frenazo de la actividad en la construcción.

"Echo en falta un poco de autocrítica", apuntó la socialista tras pedir por enésima vez la dimisión de Enciso. El portavoz del PP, Francisco Rivera, consideró sendos instrumentos tan inválidos que auguró que, con ellos, la deuda no tardará escalar hasta los 350 millones. Tras tildar de infladas las cuentas, el popular cargó contra el gobierno por admitir "sin rechistar" una deuda de 95 millones con Elsur, epicentro de la trama corrupta que mantiene a Enciso entre rejas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de marzo de 2010