Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:DESDE EL PARQUÉ | Mercados

Los inversores aún tienen muchas dudas

Los mercados de valores continúan en plena fase de consolidación de posiciones, término con el que se explica la ausencia de una dirección concreta.

El Ibex 35 abrió esta sesión con una tímida subida que le llevó por encima de los 11.100 puntos, pero muy pronto se quedó en nada ante la ausencia de intenciones compradoras claras. El equilibrio entre papel y dinero se deshizo muy pronto y la posibilidad de atacar los 11.200 puntos se dejó para mejor ocasión. El mínimo de la jornada puso a prueba los 11.900 puntos, nivel ante el que tampoco había claridad. Al final, se optó por un término medio y el principal índice de la Bolsa española cerró en 11.002,80 puntos, con un descenso del 0,68% y cierta sensación de ocasión perdida.

La situación de fondo en los mercados de valores europeos volvía a tener como protagonista el asunto de la solvencia de países y sistemas financieros. Si días atrás el mercado consideró que todo era blanco o negro y se conformó con lo que parecía más claro, ahora se imponen las valoraciones con más matices y vuelven a surgir las dudas. La posibilidad de crear un fondo europeo para ayudar a países con problemas tan sólo demuestra que hay países con problemas, con lo que las posiciones vendedoras han menudeado en torno al sector financiero.

Como en la jornada anterior, la ausencia de indicadores económicos relevantes dejó a los inversores con la responsabilidad de sacar adelante la sesión, de ahí que se impusieran los criterios técnicos y fueran los soportes y las resistencias los conceptos más utilizados en todos los comentarios.

Los pequeños avances que mostraba la Bolsa de Nueva York tras su apertura tampoco consiguieron animar a los inversores europeos, aunque sí que lograron frenar algunos retrocesos. El mercado español, otra vez lastrado por el sector bancario, fue el que menos se benefició de esa posibilidad, aumentando así la distancia que le separa del resto de las plazas europeas en cuanto a las pérdidas acumuladas en el ejercicio. El Ibex 35 baja el 7,85% en el año, mientras que París cede sólo el 0,67%, Francfort el 1,20%, Londres sube el 3,50% y Nueva York ganaba el 1,50% con datos de media sesión.

La contratación en el Mercado Continuo subió ligeramente hasta los 2.266,99 millones de euros, con 1.891,99 millones en operaciones del "mercado abierto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de marzo de 2010