Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Día Internacional de la Mujer

El Ararteko potencia la atención al menor con una nueva oficina

El ararteko, Iñigo Lamarca, anunció ayer en la sede de la institución en Vitoria la creación de una nueva Oficina de la Infancia y la Adolescencia dentro de su institución para atender a los menores en la que se gestionarán los expedientes que tramitaba el extinto Defensor del Menor y con la que se buscará conocer de cerca las necesidades de los más pequeños con iniciativas en los colegios.

El Defensor del Pueblo vassco abordará una remodelación de su organigrama con tres direcciones generales entre las que se encontrará la nueva Oficina de la Infancia. Su papel será reforzar las actividades del ararteko en torno a los menores con una futura página web y una experiencia piloto que se pondrá en marcha el próximo curso. En ella, varios centros escolares participarán voluntariamente para que el Ararteko conozca de cerca sus demandas y pueda canalizarlas ante las instituciones.

Una experiencia piloto acercará la institución a los centros escolares

La oficina nace después de la desaparición de la fugaz figura del Defensor del Menor que quiso poner en marcha el departamento de Javier Madrazo en la pasada legislatura. Lamarca negó la relación directa entre ambos hechos. Fermín Barceló, responsable del área de menores del Defensor antes del cambio, estará al frente de la oficina.

En torno a las quejas generales recogidas por su institución, Lamarca explicó que han experimentado un "incremento notable". El Defensor consideró normal este hecho por la campaña de información que se está realiando en ayuntamientos, diputaciones y sedes del Gobierno para informar sobre los cauces para tramitar las quejas.

La remodelación del organigrama del Ararteko responde a los nuevos objetivos marcados por sus responsables, entre los que se pretende potenciar la relación con las organizaciones sociales, agilizar los trámites con los ciudadanos, modernizar los sistemas y potenciar la promoción de los derechos humanos a través de becas de investigación y otras medidas. Todo ello se hará con 56 personas, de las que 28 se encargarán de áreas concretas de la institución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de marzo de 2010