Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Último tren para El Emperador

Antes de la lista mundialista, Adriano comanda a Brasil contra Irlanda

Un amistoso con mucho en juego. Bien lo sabe Adriano Leite Ribeiro (Río de Janeiro; 1982), delantero del Flamengo, que le lanzó un pulso triunfal a su alcoholismo hace poco más de un año. Por entonces, dejó el Inter de forma unilateral y el fútbol. "Bebía todo lo que me ponían delante: vino, whisky, vodka, cerveza... Mucha cerveza", llegó a confesar. Regresó a los campos poco después, ya con la zamarra del Flamengo y, tras algún escarceo nocturno, recobró su definición. Hasta el punto de que impulsó al Fla al título liguero y se convirtió en el pichichi con 19 dianas. Ahora parece un ciclón. Por eso Dunga lo tiene en nómina y quizá lo pruebe hoy en el Emirates Stadium londinense (21.05, Gol TV) ante la Irlanda de Giovanni Trapattoni, tan abofeteada por la afamada y polémica mano de Henry en la repesca como ansiosa por demostrar que se merecía jugar el Mundial.

Es la última oportunidad para convencer a Carlos Dunga, seleccionador de Brasil, que no hará más amistosos antes de revelar la lista oficial para la cita de Suráfrica. Es la ocasión de Adriano, que podría ocupar el puesto del lesionado Luis Fabiano, con una rotura fibrilar en el pectoral y rehabilitándose en São Paulo. En la rebotica aguardan Nilmar (Villarreal) y Grafite (Wolfsburgo); y en su casa, Ronaldinho, que se ha desfondado en los últimos meses para recuperar su mejor versión con el Milan pero que, por el momento, no parece convencer al técnico por más que lo sugiera la torcida.

Quien tiene claro su billete es Robinho -resolvió en 2008 el último enfrentamiento con Irlanda (0-1)-, ya con los minutos necesarios de juego en el Santos, y Gilberto Silva, Maicon, Lucio, Elano, Juan y Kaká, que han participado en casi todos los duelos de la fase de clasificación. Adriano se queda en 317 minutos y un solo tanto. "Ahora estoy bien, feliz y con la idea de aprovechar el partido para sellar mi pasaporte para el Mundial", aseguró el Emperador. Irlanda, enfrente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de marzo de 2010