Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AFROPOP | La semana por delante

Vampiros finos

Son los novios que toda madre querría para su hija. Tan pulcros, con esa pinta de universitarios sanotes que ni fuman ni beben y pasan los domingos jugando al ajedrez con papá mientras beben té helado en la biblioteca de la mansión familiar en el Upper East Side de Nueva York. Lo curioso es que esa imagen tampoco está tan alejada de la realidad. Los cuatro componentes de Vampire Weekend se conocieron en la Universidad de Columbia, donde eran estudiantes.

Su primer disco, una eficaz puesta al día de las enseñanzas de Graceland, el disco surafricano de Paul Simon, otro ilustre neoyorquino, llegó en el momento justo. El indie pop se apropiaba de los sonidos africanos, y éste era su rostro más aceptable. Vendieron un millón de copias, algo casi milagroso. Pero el auténtico golpe de efecto lo han dado en enero: su segundo largo, Contra, fue en la semana de su salida el más vendido de Estados Unidos. Han subido a otro nivel. Hoy lo demostrarán en un Circo Price abarrotado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de febrero de 2010