Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Música

La historia tras el vals que irá a Eurovisión

John Cobra le ha robado el protagonismo, pero de la gala de Eurovisión del lunes salió un vencedor: Daniel Diges, un actor madrileño de 29 años que este año ha ganado el Premio Nacional de Teatro como mejor intérprete de musicales. Diges se dio a conocer en Club megatrix y en la serie Nada es para siempre (Antena 3), pero en los últimos cinco años se ha especializado en musicales. Ha protagonizado Mamma mía, High school musical, We will rock you y Hoy no me puedo levantar.

Diges no llegó a la gala como favorito, pero tras su actuación fue el preferido tanto del público como del jurado. Quizá fuera porque el vals Algo pequeñito era diferente del resto de las propuestas, que iban por la línea bailable y en la mayoría de los casos (6 de los 10) con un ex concursante de Operación Triunfo al frente. Pero, ¿de dónde ha salido la canción con la que Diges representará a RTVE en Oslo el próximo 29 de mayo? Tras Algo pequeñito está la cabeza de un eurofan convencido: Jesús Cañadilla, un manchego de 39 años, autor de la web Seacercaeurovision.com, que se enamoró del certamen cuando tenía nueve años y vio actuar a Betty Misiego. "Yo quería ser el niño aquel que salía con ella al escenario y decía: 'Eh, mayor", recuerda Cañadilla.

El año pasado este eurofan ya compuso una canción para el certamen. Bajo el seudónimo Bayarte presentó el tema Sumando puntos, que cantaba él mismo y cuya letra era la suma de títulos de canciones que han representado a España en el certamen. No prosperó. Algo pequeñito es la segunda canción que compone en toda su vida (ha contado con la ayuda del arreglista Alejandro de Pinedo). Compuesto el tema empezó la búsqueda de un cantante y, tras probar con varios candidatos sin suerte, por medio de un amigo entró en contacto con Diges, a quien le gustó la canción. El 5 de enero, una semana antes de que terminara el plazo para presentarse al certamen, Diges voló de Tenerife -donde estaba representando Mamma mía- a Madrid para grabar el tema que ha sido seleccionado para representar a RTVE. "Quería un tema que volviera al Eurovisión clásico, en el que lo importante fuera la voz del cantante y la melodía", explica un emocionado Cañadilla, "Y me salió un vals, que le da un toque elegante de canción de toda la vida". Normalmente este manchego trabaja en una empresa de marketing, pero este año se ha cogido unos meses sabáticos para hacer "cosas que me gustan". Fan total como es de Eurovisión, no podía haber empezado mejor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de febrero de 2010