Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps, el más pobre del Consell

El presidente declara un piso con su esposa, 900 euros y un coche de hace 15 años

El más pobre del Consell. El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, cuyo sueldo anual asciende a 79.546 euros, asegura en la declaración de bienes y actividades publicada ayer por las Cortes autonómicas que es propietario junto a su esposa de un piso en Valencia con un valor catastral de 110.339 euros, que dispone de una cuenta bancaria propia con 905 euros de saldo y tiene un coche con una antigüedad de 15 años. También declara una cuenta corriente con su esposa con 2.779 euros y un plan de pensiones de 8.309 euros. Los miembros de su Gobierno, que cobran anualmente 67.764 euros, son mucho más ricos.

En primer lugar, Juan Cotino, que dispone de cerca de 1,9 millones de euros en acciones y otros bienes no inmuebles y de una vivienda. El vicepresidente económico, Gerardo Camps, posee nueve viviendas, una de ellas compartida, nueve locales y otro inmueble urbano por un valor catastral conjunto de 434.732 euros. También declara varios vehículos y cuentas bancarias por 67.332 euros y un crédito hipotecario de 56.734 euros. A su vez, Vicente Rambla, el tercero de los vicepresidentes de Camps, declara dos viviendas en propiedad y otra compartida, un garaje y la mitad de un local por un importe catastral de 279.586 euros, así como dos vehículos y dos cuentas corrientes por cerca de 11.000 euros y un hipotecario de 35.239 euros.

Cotino afirma disponer de cerca de 1,9 millones de euros

Las declaraciones de bienes y actividades se han hecho públicas a raíz de la polémica causada por el escándalo de corrupción del caso Gürtel. Los diputados de la oposición ya habían hecho públicos sus bienes en las páginas web de sus partidos, pero el PP no aceptó que lo hicieran las Cortes de forma institucional hasta el pasado diciembre. La fórmula para hacerlo permite tan escasa concreción que algunos diputados no llegan a especificar dónde están ubicados sus inmuebles ni a cuantificar el valor de cada una de sus propiedades por separado.

El portavoz socialista, Ángel Luna, que especificó en su declaración hasta las calles donde están sus pisos (posee una vivienda en Alicante y otra en Madrid y otros cuatro inmuebles urbanos que no son viviendas con un valor catastral de 106.168 euros y dispone de cuentas y fondos por 352.827 euros), calificó de "fraude" el mecanismo. El portavoz popular, Rafael Blasco, también consejero de Solidaridad y Ciudadanía en el Gobierno de Camps, que declaró cuatro viviendas, sin especificar en qué ciudades, por valor de 176.808 euros, se negó a entrar en "chismorreos" sobre quién ofrece más detalles de sus bienes.

Por su parte, el portavoz de Compromís pel País Valencià, Enric Morera, que declaró un local de 8.000 euros de valor catastral y participaciones en tres sociedades mercantiles valoradas en 78.000 euros, consideró que la fórmula es "insuficiente". Marga Sanz, la portavoz de Esquerra Unida, asegura tener un patrimonio inmobiliario por un valor catastral de 120.000 euros, que incluye dos viviendas (una de ellas al 50%), un inmueble urbano y parte de dos locales. Sanz también posee acciones en cuatro empresas familiares, dos vehículos y cuentas corrientes por valor de 478.485 euros.

Finalmente, la presidenta de las Cortes, Milagrosa Martínez, del PP, declara poseer tres viviendas, un inmueble y una parcela rústica en Novelda cuyo valor catastral es de casi 150.00 euros, así como cuentas corrientes y un vehículo valorados en 41.179 euros.

Bienes y actividades de los diputados

- Una cuenta mileurista: El presidente de la Generalitat declara una cuenta bancaria personal con un saldo de 905 euros; otra compartida con su esposa con 1.389 euros; la mitad del piso conyugal, cuyo valor catastral es de 110.339 euros, y un viejo coche de la marca Saab de 1995.

- Una casa en los Pirineos: El vicepresidente primero, Vicente Rambla, dispone de vivienda en Castellón, Valencia y Girona, además de un garaje y una parte de un local, valorados por el catastro en casi 280.000 euros. Tiene coche y scooter.

- Viviendas y locales: Gerardo Camps, vicepresidente económico, tiene un sólido patrimonio inmobiliario. Nueve locales comerciales y nueve viviendas (incluida la familiar) suman casi 435.000 euros, según el Catastro. Dispone de dos coches y moto.

- Acciones y dinero: Juan Cotino, vicepresidente social, carece de patrimonio inmobiliario. Sólo declara su vivienda (valorada en 7.735 euros en el Catastro) y un buen paquete de acciones, productos financieros y depósitos valorados en casi 1,9 millones.

- Finanzas ajustadas: Rafael Blasco, consejero y portavoz parlamentario declara unas finanzas ajustadas, con unas explicaciones sin demasiado detalle. Tiene vivienda, dos inmuebles urbanos y uno rústico (valorados en 176.808 euros) y bienes y dinero por valor de 140.000 euros, cantidad similar a la que adeuda. Entre sus bienes figuran un Audi A-4 y acciones de una sociedad cultural.

- Piso en Madrid y saldo saneado: El portavoz socialista, Ángel Luna, declara piso en Madrid y en Alicante, donde tiene varias plazas de garaje. Tiene además un saldo saneado que, con el valor de un Mercedes y una moto, supera los 352.000 euros.

- Inversiones de 'trinquet': Enric Morera, portavoz de Compromís, vive en el piso de su mujer. Su patrimonio declarado es un inmueble valorado en 8.000 euros y acciones en tres sociedades. Una dedicada al turismo rural y otras dos relacionadas con la pilota valenciana cuyo valor calcula en 78.000 euros.

- Empresas familiares: La coordinadora de Esquerra Unida, Marga Sanz, declara participaciones en cuatro empresas familiares, un saldo bancario de 3.000 euros y dos coches Citroën, uno viejo y otro nuevo. Todo ello valorado en casi 475.000 euros. Sanz posee, además, dos viviendas (una compartida), parte de dos locales y un inmueble valorados en algo más de 120.000 euros.

- Patrimonio en el pueblo: La presidenta de las Cortes, Milagrosa Martínez, declara poseer tres viviendas, un inmueble urbano y otro rústico, en su localidad natal de Novelda, con un valor catastral de casi 150.000 euros. Mantiene un viejo Renault de 10 años y ahorros bancarios de 41.000 euros. Los préstamos suman 67600 euros.

- Ahorros y coche de época: La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, declara ahorros por importe de 295.000 euros y un coche, casi de época, de 21 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de febrero de 2010

Más información