Cinco heridos graves por cada muerto de tráfico

La carretera dejó 8.850 lesionados de importancia en 2009

Las carreteras españolas dejaron el año pasado 1.897 fallecidos en accidente de tráfico, como dio a conocer el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el balance anual presentado en los primeros días del año. El descenso fue del 13%. Lo que no pudo comunicar el ministro en esa comparecencia fue el número de heridos graves del año que acababa de terminar. De hecho, hacía meses que ese dato había sido eliminado del cuadro estadístico de la web de la Dirección General de Tráfico.

¿El motivo? "Llevábamos tiempo pensando que la cifra de heridos graves en los accidentes mortales no era representativa, era una información muy parcial, y decidimos dejar de publicarla hasta poder registrar todos los heridos graves, los que se producían en accidentes en carretera con víctimas mortales y los que sólo había heridos", explican fuentes de ese departamento.

La DGT cambia el recuento diario de estas víctimas por un balance mensual
Más información
La DGT recula con su plan de instalación de radares

La puesta en marcha del nuevo sistema de cómputo ha provocado un brusco apagón informativo, que está a punto de finalizar. Según ha podido saber EL PAÍS, los heridos graves de 2009 en las carreteras españolas dentro de las 24 horas siguientes al accidente fueron 8.850; 2.513 menos que el año anterior, un 22% de descenso.

El mes en el que se produjeron más heridos graves fue julio, con 971; y el que menos, febrero, con 563. Por cada muerte se contabilizan 4,6 lesionados graves. En el primer mes de 2010, se ha mantenido la tendencia a la baja, con 488 heridos graves, 125 menos que en enero de 2009. Tráfico define como herido grave a la persona que está hospitalizada más de 24 horas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El cambio del sistema de recuento de heridos graves será a partir de ahora más ajustado a la realidad. A cambio, la información no se conocerá diariamente como era tradicional, sino que se ofrecerá cuando acabe cada mes. Sí seguirá estando disponible a diario el número de personas que fallecen en la carretera en el sinistro o en las siguientes 24 horas.

Para llevar a cabo este nuevo cómputo, el departamento que dirige Pere Navarro se ha visto obligado a unificar los criterios de la Guardia Civil, la Ertzaintza y los Mossos d'Esquadra y a poner en marcha un operativo de coordinación y transmisión. A través de este registro, el Gobierno pretende también obtener una información más detallada sobre los tipos de heridos graves y su evolución posterior.

La información, no obstante seguirá siendo muy parcial, ya que habrá que seguir esperando hasta varios meses después del final de cada año para conocer cuántas personas pierden la vida y cuántas resultan heridas en las carreteras españolas en los 30 días siguientes a los siniestros. También se seguirán demorando varios meses los datos definitivos de víctimas (muertos más heridos) que se producen en las calles de los pueblos y las ciudades españoles.

Los expertos en seguridad vial señalan que cuando se produce una reducción del número de fallecidos, aumentan los heridos graves. Es decir, mucha gente salva la vida, pero el peaje puede llegar a ser quedarse con graves secuelas. En España, desde hace seis años, no han aumentado ni los unos ni los otros.

Accidente de un autocar con estudiantes holandeses que se salió de la AP-7 en octubre de 2009.
Accidente de un autocar con estudiantes holandeses que se salió de la AP-7 en octubre de 2009.PERE DURÁN

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS