Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Planeta entró en pérdidas tras la compra de la francesa Editis

El gasto financiero del conglomerado se duplicó en 2008

El grupo Planeta consiguió en 2008 aumentar su cifra de negocio un 56% respecto al año anterior. Sin embargo, que facturara más no significa que ganara más. Los 1.641 millones de euros de venta no compensaron los enormes gastos financieros y de reestructuración del conglomerado mediático, que pasó de ganar 43,3 millones de euros a un resultado negativo de 42,4 millones en sólo 12 meses, coincidiendo con la compra del gigante editorial francés Editis por cerca de 1.000 millones de euros, lo que provocó que se disparasen los gastos financieros en 2008.

Los números rojos, según cuenta Planeta Corporación en la memoria recién depositada en el Registro Mercantil, son el resultado en el ejercicio de 2008 de "las actividades interrumpidas, las reestructuraciones y el deterioro de activos". De la compra de Editis no dice nada, aunque un portavoz explicó que sin duda fue un ejercicio de operaciones de gran importancia, y eso hay que tenerlo en cuenta. Las cifras, señaló, son el resultado de una serie de decisiones tomadas en 2008 con vistas a sanear las cuentas en 2009.

El grupo Zeta hipotecó 20 edificios y 21 cabeceras para refinanciar deuda

El Grupo Godó obtuvo beneficios pese a las pérdidas de 'La Vanguardia'

Lo cierto es que, yendo al detalle, se aprecian ciertas diferencias entre los gastos de ese ejercicio y el anterior. El resultado de explotación no sólo fue positivo, sino que creció un 29%. Sin embargo, en el capítulo de los gastos financieros aparece el primer lastre. Pasaron de los 50 millones a los más de 81 en sólo 12 meses. En cuanto a deudas bancarias se refiere, a corto plazo, Planeta debía más de 620 millones de euros a las entidades (frente a los 310 de 2007) y, a largo plazo, 1.046 millones (frente a los 539 que adeudaba un año antes).

Tampoco la moneda ha jugado a favor del grupo, que tiene negocios en Latinoamérica. Las diferencias de conversión del euro han restado 22 millones a la cuenta de resultados. Las provisiones para riesgos y gastos extra han crecido de los 37 a los 87 millones.

El conglomerado editorial y mediático presidido por José Manuel Lara no es el único grupo de comunicación catalán que seguramente preferirá olvidar 2008. La herida de Zeta, que ya arrastraba pérdidas, se hizo mucho más profunda, y registró un resultado negativo de 57 millones de euros. En su informe de gestión de 2008, también depositado recientemente en el registro, recuerda que el año fue complicado para todos los medios por la caída de la publicidad. Y adelanta que la mala racha, "todo hace indicar", se prolongará "buena parte del ejercicio de 2009". Recuerda que el grupo está inmerso en un plan de reestructuración y que puso en marcha un Expediente de Regulación de Empleo. También explica que en marzo de 2009 suscribió un crédito de 232 millones con varios bancos para refinanciar su deuda. A cambio, tiene hipotecados 20 edificios (como por ejemplo la sede de El Periódico de Catalunya, en el centro de Barcelona) y 21 marcas o cabeceras de medios. También usa como garantía todas las acciones de la sociedad.

El Grupo Godó, aunque también vio empeorar su situación en el ejercicio de 2008, se ha salvado de la quema económica. Sin embargo, no todos sus medios han funcionado igual. Mientras que el grupo, en conjunto, ha facturado 290,6 millones (un 14% menos) y ha ganado 9,8 millones (un 68% menos), sus buques insignia se han tambaleado. La Vanguardia Ediciones registró pérdidas de 7,1 millones de euros y Mundo Deportivo de 218.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de febrero de 2010