Soler admite que la crisis dificulta la privatización de Santana Motor

El consejero dice que se "han acotado" los contactos con grupos interesados

El consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Martín Soler, admitió ayer que la actual situación de crisis económica, que se acentúa aún más en el sector de la automoción, está dificultando la privatización de la factoría automovilística Santana Motor de Linares (Jaén), que desde hace 15 años está tutelada y financiada por el Gobierno andaluz como accionista mayoritario. "No es un momento fácil, es un momento difícil para la economía y en particular para el sector del automóvil, y eso ha complicado la velocidad y el ritmo que teníamos previsto, pero seguimos trabajando", dijo ayer Soler en relación con las conversaciones abiertas con varios grupos para convertirse en nuevos socios industriales de Santana. El consejero tan sólo precisó que en las últimas semanas "se ha acotado" la interlocución con algunos de los grupos interesados, que destacan "por su solvencia financiera y económica". En fuentes de la compañía se insiste en que sigue abierta la opción de compra de Fiat Iveco para la fabricación del modelo Massif.

Más información

Santana cerró el ejercicio de 2009 como el peor desde que la Junta se hizo cargo de la compañía. Así, según los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) Santana sufrió una caída en la producción de vehículos del 73,5 % con respecto al año anterior, al fabricar 1.197 unidades en el acumulado anual, un total de 3.317 vehículos menos que en 2008. Santana se encuentra inmersa en un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal de 39 semanas para 2010 debido la caída de ventas de vehículos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 11 de febrero de 2010.

Lo más visto en...

Top 50