Estalla una artefacto en casa del profesor Blanco Valdés

Un artefacto explosivo formado por petardos de bombas de palenque y una bombona de cámping gas estalló en la madrugada del jueves junto a la vivienda de Roberto Blanco Valdés, catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Santiago. A falta de información sobre los responsables -la policía abrió ayer la investigación-, el profesor lo atribuyó al entorno del "independentismo radical". En los panfletos esparcidos por el suelo se podía leer "antigalego" o "profesor inimigo do galego". La explosión dañó la puerta del garaje.

"Es la tercera vez desde noviembre", señaló a este periódico el columnista de La Voz de Galicia. "Primero nos tiraron un cóctel molotov, después quemaron una rueda con gasolina en la valla del jardín". Para el profesor, los ataques se producen por su visibilidad mediática: "Me atacan por ejercer la libertad de expresión".

Conocido por sus posiciones críticas con el nacionalismo y el proceso de normalización lingüística, Blanco Valdés trazó un relato de consecuencias políticas. "Es peligroso señalar objetivos a los fanáticos porque pueden pasar cosas como éstas", afirmó. "A mí me han dicho que soy enemigo del gallego desde posiciones democráticas, y ésa es una patraña asquerosa".

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, condenó tras el Consello "estos atentados contra las libertades". Y trajo a colación la quema de una bandera española durante la multitudinaria manifestación contra la política lingüística del PP. "Esto me reitera que Galicia es libre y bilingüe", dijo. El PSdeG expresó su "condena rotunda" de los hechos, igual que el BNG se solidarizó con Blanco Valdés y su familia, "víctimas de un irracional acto de barbarie".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS