Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una propina para buenos conductores

Puigcerdá reparte el dinero de las multas

Si jamás se le ocurriría aparcar el coche en doble fila, subirlo a la acera, dejarlo en la zona azul sin haber pagado o circular por una zona reservada a residentes y, además, es de Puigcerdà, está de enhorabuena. El alcalde del municipio gerundense, Joan Planella (ERC), ha creado el "cheque al buen conductor". Planella repartirá el dinero que el Ayuntamiento ganó el año pasado con las multas entre los que superaron 2009 sin una sola sanción. "Queremos romper la sensación que tiene el ciudadano de que multamos con afán recaudatorio", explicó ayer Planella.

La previsión es destinar a estas recompensas unos 40.000 euros, aunque la cifra no es definitiva ni supone la suma total del dinero de las multas. El Consistorio sólo distribuirá la cantidad de más que gane en relación al año pasado. Eso se debe a que durante 2009 Planella peatonalizó el centro de Puigcerdà. La medida ha sido vista como una fórmula recaudatoria. "Con las multas sólo queremos imponer más disciplina", se defendió el alcalde.

CiU: "Poco útil"

El portavoz de CiU en la oposición, Albert Piñeira, considera que el cheque no aporta ningún beneficio. "En Puigcerdà tenemos un parque de unos 6.600 coches. Suponiendo que haya unas 4.000 personas que no hayan sido multadas en 2009, no serán más de 10 ó 15 euros para cada uno. Eso es poco útil a nivel individual y, en cambio, sí afecta al Ayuntamiento tener 40.000 euros menos", razonó ayer. "Además, es una medida inapropiada porque no hace falta premiar a quien cumple la ley porque es de obligado cumplimiento", añadió. A su entender, la circulación del municipio no mejorará con la iniciativa municipal.

El conductor responsable deberá esperar aún un tiempo hasta tener entre sus manos el cheque. El Ayuntamiento tiene que hacer la liquidación de 2009, comparar con 2008, ver qué cifra final le sale y distribuirlo entre los conductores responsables. Planella prevé hacer todos los trámites en el primer semestre de este año. "Si puede ser en el primer trimestre, mejor", deslizó el edil, sin poner la mano en el fuego. En cualquier caso, los que prefieren dar vueltas a aparcar en un lugar inapropiado tarde o temprano acabarán cobrando.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de enero de 2010