Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dhul recolocará a la mitad de la plantilla de la cárnica Primayor

Junta y Gobierno incentivan con 15 millones la nueva planta

El grupo Dhul comenzó ayer en Jaén las obras de la nueva factoría de platos prefabricados que creará 75 puestos de trabajo, la mitad de la plantilla de la desaparecida industria cárnica Primayor, antes Cárnicas Molina. La planta, que impulsará otros 300 empleos indirectos, va a suponer una inversión de 50 millones, y contará con incentivos públicos de 15 millones, nueve por parte de la Junta y otros seis del Gobierno central. Estas subvenciones para la puesta en marcha del proyecto están vinculadas al compromiso de que Dhul mantenga abierta la fábrica al menos cinco años.

Se despeja así el futuro de la mitad de los 150 ex trabajadores de la cárnica Primayor, muchos de los cuales han agotado ya sus prestaciones económicas. En todo caso, la nueva planta de Dhul no estará lista hasta dentro de 20 meses, y hasta entonces los antiguos empleados de Primayor deberán realizar los cursos de formación prometidos por la Junta que les garantice su recolocación. La otra mitad de la plantilla será asumida por la firma de energías renovables Proasego, pendiente de que el Gobierno les conceda la capacidad energética que necesita.

El consejero delegado de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos Rivero, señaló que la factoría del grupo Dhul será un innovador centro gastronómico para la fabricación de platos elaborados, principalmente tortillas y ensaladas. Fabricará productos que ya suponen en el grupo una facturación aproximada de 20 millones y que tienen un ritmo de crecimiento del 3% anual. Para ello, emplearán una "tecnología de vanguardia" y su aspiración es que sea "una planta modelo de estos productos en España". La alcaldesa de Jaén, Carmen Peñalver, se felicitó por la apuesta empresarial del grupo Dhul, que instalará esta planta sobre una superficie de 100.000 metros cuadrados en el parque empresarial Nuevo Jaén. Mientras, el secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, expresó su deseo de que el proyecto se agilice al máximo y que sea "símbolo de una apuesta firme por la innovación".

Por otro lado, Ruiz-Mateos confirmó ayer el interés de su empresa por entrar en el accionariado del grupo aceitero SOS, algo que, según dijo, "cuadraría perfectamente" con su consorcio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de enero de 2010