Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cajas contienen la morosidad mientras sigue creciendo en los bancos

Los impagados suman 92.624 millones en noviembre, el 5,05% de los créditos

Las cajas de ahorros siguen siendo líderes en morosidad, después de las financieras del consumo, pero han rebajado ligeramente sus impagados. Hasta noviembre pasado, las cajas tenían 46.469 millones en créditos de dudoso cobro, lo que supone unos 650 menos que en agosto. Pese a que parecen enderezar este capítulo, las cajas todavía tienen el 5,26% de los préstamos como morosos. Los bancos están con el 4,70%, pero creciendo, hasta 37.249 millones. En octubre su tasa era el 4,59%.

Si se compara lo que ha ocurrido en los últimos 12 meses, las cajas han elevado su cartera de dudosos en 14.300 millones y los bancos en 16.100. Las entidades de ahorro sufrieron mucho hasta agosto por la quiebra de las grandes promotoras inmobiliarias en donde tienen participaciones superiores a los bancos.

De hecho, los créditos con garantía real -sobre bienes inmuebles- son de 608.500 millones en las cajas frente a 424.000 de sus competidores. Pasado lo peor de ese capítulo, las cajas han orientado buena parte de sus redes comerciales a la recuperación de los impagados, ayudadas por la bajada de tipos de interés, lo que ha facilitado la labor. Según algunos analistas, la morosidad podría elevarse con fuerza cuando los parados agoten su prestación de desempleo, aunque se podría contener si se generalizan algunos subsidios anunciados por el Gobierno.

Un capítulo aparte lo forman las entidades financieras de crédito (EFC), que se dedican a conceder los préstamos al consumo. La crisis ha disparado la mora hasta el 9,79% sobre el total del crédito. Por último, las cooperativas de crédito alcanzaron los 3.740 millones de euros en este tipo de préstamos, lo que supone una morosidad del 3,86%, una décima más que el mes anterior.

En total, los impagados de particulares y empresas del sector financiero volvieron a repuntar en noviembre hasta el 5,05%, la tasa más alta desde junio de 1996, cuando se situó en el 5,06%, según datos del Banco de España.

La morosidad del sector financiero descendió en septiembre hasta el 4,85% desde el 4,93% de agosto, pero en octubre volvió a subir hasta el 4,99% y en noviembre continuó la misma senda por influencia de los bancos, hasta casi duplicar la de hace un año, cuando se situaba en el 3,20%.

En cuanto al volumen total de préstamos, las entidades bancarias habían concedido 790.858 millones hasta noviembre, un 2,46% menos que hace un año, mientras las cajas alcanzaron los 883.340 millones, la misma cifra que 12 meses antes.

Por último, cabe destacar la evolución del crédito comercial, muy ligado a la marcha de las empresas. En las cajas ha caído en 9.500 millones, hasta los 15.400 millones, frente al descenso en los bancos de 8.571 millones, hasta los 27.147 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de enero de 2010