Reestructuración del sector financiero

Blesa se despide de Caja Madrid con los peores resultados de su mandato y asegura que Rato es una magnifica elección

La dotación de provisiones por el deterioro del activo reduce los beneficios un 68% hasta el nivel más bajo desde 1996. -La morosidad se reduce al 5,4%. -La entidad declara pérdidas de octubre a diciembre

Caja Madrid obtuvo un beneficio atribuido de 265,8 millones de euros en 2009, lo que supone un descenso del 68,4% respecto a los 840,4 millones del ejercicio anterior por mayores provisiones y menores atípicos, mientras que su morosidad se situó en el 5,4%, frente al 4,9% del año anterior. Estos son, previsiblemente, los últimos resultados del presidente Miguel Blesa, que a partir del próximo 28 de enero será sustituido por Rodrigo Rato. Una "magnífica elección", ha valorado Blesa.

En su intervención y a modo de una despedida adelantada, Blesa ha asegurado que ha sido "un placer" dirigir la entidad y, aunque ha admitido que le hubiera encantado continuar, el ex ministro Rodrigo Rato es una "magnífica elección" para sustituirle. Es "un buen amigo" que será un "buen presidente" de Caja Madrid, ha añadido tras reconocer que se irá "con añoranza, pero sin rencor ni amargura".

Más información

Aunque sus últimos resultados a buen seguro le dejarán un regusto amargo. La cifra de beneficios es la más baja de todos los ejercicios en que Blesa ha estado al frente de Caja Madrid. De hecho, es justo la más baja desde 1996, el año en que llegó a la presidencia de la caja de ahorros.

A los malos resultados ha contribuido el deterioro de la cartera de créditos comop consecuencia de la crisis. La caja también ha tenido que provisionar la pérdida de valor de varias de sus participadas. La entidad sufre impiortantes minusvalías latentes en participadas como Sos Cuétara, Mecalux o Iberia.

La entidad madrileña indica que ha dotado con 650 millones de euros la partida de provisiones cautelares e indica que ha anticipado esas provisiones. En el pasado ejercicio la entidad también dijo que había anticipado provisiones, si bien luego los auditores señalaron que las cuentas, con las provisiones realizadas, reflejaban la imagen fiel de la entidad.

Si de los resultados anuales se descuentan los beneficios declarados por la caja hasta septiembre, la conclusión es que la entidad ha sufrido pérdidas de 356,5 millones en el último trimestre, contando con las provisiones realizadas.

La entidad señala que "el beneficio recurrente" del conjunto del año es de 725 millones de euros, lo que supone también una caída del 24,5% con respecto al del año anterior y también es inferior a la cifra declarada en los primeros nueve meses del año (873,7 millones). Eso significa que en el cuarto trimestre la caja de ahorros ha tenido pérdidas de 149 millones en la cuenta de resultados que la entidad califica de "recurrente".

A pesar de que la mora ha continuado su escalada en tasa interanual, el ritmo de ascenso se ha moderado si se compara con el dato de los trimestres anteriores. En septiembre se situaba en el 5,38% y en junio en el 5,55%, ha informado hoy la entidad. Los créditos a la clientela se situaron en 120.872 millones en el año, mientras que los recursos de clientes alcanzaron 146.226 millones.

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50