Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Entre Guti y Van der Vaart"

Portugal, que le puso de mediapunta, ve parecidos entre Canales y los dos madridistas y resalta que sabe desarrollar su talento

A Miguel Ángel Portugal, el técnico del Racing, no le hizo falta que alguien le hablara de Sergio Canales. En su primera temporada al frente del equipo cántabro (2006-2007), se acercaba todas las veces que podía al campo del Juvenil A. Allí jugaba Sergio, que entonces tenía 16 años, con muchachos que le llevaban dos. "Había un rubio, físicamente sin desarrollar, que tocaba muy bien el balón. Me quedé con la copla", cuenta Portugal en conversación telefónica. Se quedó con la copla y de vez en cuando se llevaba a aquel chaval que le recordaba al hoy madridista Van der Vaart a los entrenamientos del primer equipo.

Quizá por eso, por seguirle desde chico, el ex técnico del Castilla no se arrugó al lanzar a Canales al ruedo del estadio Bernabéu el día en el que volvía al banquillo del Racing sustituyendo a Juan Carlos Mandía. Con éste Canales jugó 34 minutos en diez partidos. Tenía una joya en casa, pero prefirió no arriesgarse con un novel.

"Su mejor virtud es el sentido del desmarque", dice Laureano Ruiz

Cuando Portugal cogió al equipo, en la undécima jornada, el Racing marchaba el 17º en la tabla, con tan sólo siete puntos. Y con él al mando Canales ha disputado 346 minutos en ocho encuentros. Se ha perdido dos, ha salido de suplente en otros tantos y ha jugado cuatro de titular. En ninguno, sin embargo, ha disputado los 90 minutos. "Está físicamente preparado para ello. Pero tuvo una lesión en los músculos isquiotibiales y he preferido que se reincorporara poco a poco", explica el entrenador.

El rubio ha explotado en el último mes. El Madrid, el Sevilla y varios equipos de la Premier se han interesado por él. Pero, al margen de los seis partidos que de forma testimonial disputó la pasada temporada (sumó 105 minutos), en esta campaña, la de su consolidación, ha jugado tan sólo ocho. En ellos, no obstante, ha mostrado una gran personalidad. Tanta que, aun sin haber disputado todavía uno completo y sin ser un delantero centro, sino más bien un mediapunta y un organizador del juego, ha anotado cinco tantos. Raúl, en el año de su debut, tardó diez partidos en sumar esa cifra; Julen Guerrero, 13, y Fernando Torres, en Segunda, 23, igual que Villa.

Portugal, quien le colocó en la mediapunta (en la selección española y en las categorías inferiores jugaba de medio), está convencido de que no se trata de un simple estallido, sino que es el comienzo de una gran progresión. "Es un talento. Con 18 años [19 en febrero], Canales demuestra una gran madurez en el terreno de juego, ya sea en el Bernabéu o en el Sánchez Pizjuán, pero es que, además, es todo un futbolista. Es decir, ese talento lo tienen muchos chiquillos de su edad, pero él lo sabe desarrollar con soltura, temple y naturalidad", comenta. En su etapa en la secretaría técnica del Madrid, con Bernd Schuster de entrenador, Portugal no dejó de seguirle.

"Yo le veo muy centrado. Su carácter y su personalidad hacen que asuma todo este revuelo con naturalidad. Y la familia le ayuda", asegura Portugal. Pero para Laureano Ruiz, un gran forjador de talentos, entre ellos De la Peña, la tarea no es tan fácil. "Es complicado que no se le vaya la cabeza. Es difícil elegir la senda buena con tanto cambio y tan repentino", comenta quien fue técnico del Barça y lleva 21 años dirigiendo la Escuela de Fútbol Municipal de Santander, la que alimenta la cantera del Racing.

"No está hecho físicamente, pero los goles que ha marcado son propios de un jugador excepcional. Sergio tiene habilidad en el toque, en el control. Pero su mejor virtud es el entendimiento del juego, lo que le da un gran sentido del desmarque", añade Ruiz, que le ve madera de gran futbolista; "eso se nota en la culminación de sus goles. Contra el Sevilla vio al portero adelantado y le sorprendió. Otros no le habrían visto porque sólo miran al balón y no levantan los ojos".

Precisamente en esas características es en las que Portugal ve parecidos con Guti y Van der Vaart. "En el toque me recuerda a Guti, aunque éste, cuando empezó, tenía más poderío físico. Y a Van der Vaart, cuando le seguía en el Ajax y jugaba con Ibrahimovic, por ese toque especial y esa facilidad para llegar a la portería", dice. ¿Dónde ve margen de mejora? "Se la dará la experiencia. Cuando coja más cuerpo, será más continuo y sabrá administrar mejor los tiempos".

Ruiz, toda la vida en el fútbol, cree que Canales debería quedarse un par de años más en casa. "En el Racing se ha ganado un puesto y eso le ayudará a madurar. Su formación no ha culminado. No culmina entrenándose, sino compitiendo en partidos a vida o muerte. Le conviene no frenar su maduración... Espero que cuando vaya a un equipo grande sea para jugar", le desea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de enero de 2010