Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Patxi López consolida su política de apertura a otras autonomías

Suscribe con Asturias el cuarto convenio desde que ocupa el cargo

La intensa semana con la que ha abierto el curso el lehendakari, Patxi López, se cerró ayer en el marco institucional con la firma de un convenio con el presidente de Asturias, el también socialista Vicente Álvarez Areces, en lo que supone una confirmación en la política de apertura y establecimiento de lazos institucionales con otras autonomías. Esas relaciones han sido inexistentes hasta el año pasado, tal y como destacó el presidente del Principado, al citar el hecho de que en sus once años de ejercicio nunca se hubiera producido un encuentro como el de ayer con los Ejecutivos vascos anteriores.

Esa política de acercamiento es una de las marcas del cambio político del nuevo Gobierno. "Dos no se encuentran si no hay voluntad", dijo López, tras recordar que Euskadi "llevaba años sin relaciones con Navarra, Cantabria o Asturias". "Es evidente que hay un cambio", añadió, para señalar que la voluntad de su Gobierno no es "dar la espalda a los vecinos, sino abrazarlos y colaborar. Estamos haciendo lo que debe hacer todo Gobierno: sumar esfuerzos para ser más eficaces".

El de ayer se suma a los acuerdos con Navarra, Cantabria y Aquitania

Areces mostró su apoyo en la lucha contra el terrorismo a López y su Gobierno, a quienes atribuyó "un plus de sacrificio" en su acción política y su "compromiso democrático" a causa de la amenaza de muerte expresa que pesa sobre ellos.

En la cooperación entre cercanos está la fuerza, vino a decir, por su parte, el lehendakari, tras la reunión de trabajo que mantuvieron toda la mañana varios consejeros de ambos gobiernos y a cuyo término López y Álvarez Areces suscribieron una declaración institucional conjunta que contiene diversos compromisos sectoriales. En ella proclaman su voluntad de "potenciar las relaciones bilaterales" como comunidades integrantes de la Cornisa Cantábrica y del Arco Atlántico europeo, con muchos problemas e intereses compartidos, aunque López no obvió el hecho de que en ocasiones puedan ser también "contrapuestos".

El de ayer fue el tercer compromiso de este tipo que materializa López en su cargo; el cuarto si se cuenta el suscrito en noviembre con el presidente de la región francesa de Aquitania, Alain Rousset, para la constitución de una eurorregión en el seno de la UE. Antes del verano, López estableció sendos acuerdos de colaboración, primero con el presidente de la comunidad foral Navarra, Miguel Sanz, y después con el cántabro, Miguel Ángel Revilla.

La reunión de ayer fue la primera en la que López, que hoy se dirigirá en calidad de secretario general del PSE-EE a todos sus cargos internos y de representación pública, ejerció de anfitrión. Las críticas del PNV a su discurso del jueves ante los altos cargos del Gobierno las consideró propias de quien "aún está digiriendo" las iniciativas anunciadas, para las que reiteró su voluntad de "máximo consenso". La semana próxima el lehendakari se desplaza a Madrid para avalar la oferta turística vasca en Fitur, ofrecer una conferencia-coloquio y recibir, junto al presidente del PP, Antonio Basagoiti, un premio que reconoce su esfuerzo de entendimiento para hacer posible el cambio en Euskadi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de enero de 2010