Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ministro principal del Ulster deja su cargo por el escándalo familiar

Las oscuras gestiones de la esposa infiel de Robinson crean una tormenta política

La crisis familiar del ministro principal de Irlanda del Norte, Peter Robinson, tomó ayer un sesgo político al anunciar por sorpresa su renuncia temporal al cargo para poder atender a su esposa y defenderse él mismo de las acusaciones de posible corrupción política que rodean al caso de infidelidad protagonizado por ella, de las que él se declara inocente. Robinson, que ayer mismo fue confirmado por sus compañeros de formación como líder del Partido Democrático Unionista (DUP), principal bloque político protestante, fue ya ayer sustituido al frente del Ejecutivo por la responsable de la cartera de Transportes, Arlene Foster, que actuará como ministra principal en funciones "por un corto período" que se estima en seis semanas.

La crisis del líder unionista refuerza aún más la posición del Sinn Fein

Robinson se ha visto salpicado por la infidelidad de su esposa y también política, Iris, de 60 años, que en 2008 tuvo una aventura con un joven que tenía entonces 19 años, Kirk McCambley. En circunstancias normales el escándalo habría sido una cuestión meramente personal, aunque potencialmente muy dañina, dado el puritanismo religioso del Ulster, amén del fundamentalismo cristiano de los Robinson.

Pero Iris, que dejará en cuanto le sea posible todos sus cargos políticos -es diputada en Westminster, miembro de la Asamblea de Irlanda del Norte, concejal y militante del DUP-, consiguió de dos constructores amigos 55.000 euros para que su amante montara un café gracias a la licencia que le consiguió el ayuntamiento del que Iris es concejal. Y pudo influir para recalificar unos terrenos en beneficio de uno de los amigos que le prestó dinero. Además, se quedó con 5.500 euros del dinero que consiguió para el amante. La señora Robinson no desveló estos intereses financieros.

Peter Robinson afronta ahora la acusación de que cuando conoció las implicaciones financieras de la infidelidad de su esposa la presionó para que devolviera el dinero, pero tampoco él informó del asunto a las autoridades parlamentarias.

Arlene Foster aseguró ayer que estará en funciones "poco tiempo" y que se limitará a los asuntos de trámite, sin actuar como líder política del Ejecutivo. Aunque la normativa establece que su mandato y funciones pueden durar "hasta seis semanas", existe un precedente mucho más largo. En junio de 2001, el entonces ministro principal y líder del Partido Unionista del Ulster (UUP), David Trimble, realizó una maniobra semejante para forzar al IRA a empezar a destruir sus arsenales. Sir Reg Empey le sustituyó como ministro principal en funciones hasta noviembre de ese año.

En teoría, Robinson se ha colocado a sí mismo en la misma posición que Gerry Adams, que lidera el Sinn Fein pero no está en el Gobierno. Pero muchos dudan que pueda recuperar el poder, y en todo caso le niegan la fuerza política necesaria para resolver el verdadero problema de fondo que amenaza con colapsar una vez más el Gobierno autónomo en Irlanda del Norte: el bloqueo unionista a la transferencia de los poderes sobre policía y justicia, que siguen dependiendo de Londres, acordada cuando en 2006 se restableció la autonomía.

Los unionistas se resisten con el argumento de que la comunidad protestante no tiene todavía la suficiente confianza. Y el aumento de la actividad de los disidentes republicanos, que el año pasado asesinaron a tres soldados británicos y el viernes intentaron matar a un policía, no es exactamente una ayuda.

El retraso se debe en parte también a la debilidad política que afecta a Peter Robinson desde hace meses. Frío, calculador, hábil político y duro negociador, Robinson sustituyó al carismático reverendo Ian Paisley en junio de 2008 al frente del DUP y como ministro principal. Londres y Dublín le tenían como el candidato ideal para facilitar la transferencia de policía y justicia, pero sus relaciones con el ministro principal adjunto, Martin McGuinness, han sido malas. Y su debilidad política no se debe sólo al escándalo de la infidelidad de su esposa: empezó a cristalizar hace ya meses, cuando se supo que tanto él como Iris habían reclamado abundantes gastos parlamentarios en Westminster a pesar de que sus múltiples cargos políticos les reportan unos ingresos anuales conjuntos de más de 550.000 euros.

Eso, unido a la aparición de una tercera formación política unionista que amenaza con fragmentar aún más el voto protestante, significa que existe la posibilidad real de que el Sinn Fein se convierta en la primera formación política de Irlanda del Norte, lo que le otorgaría derecho a ocupar el cargo de ministro principal y relegar al unionismo al de ministro principal adjunto.

En ese escenario, el Sinn Fein tiene la llave para provocar el colapso de la autonomía para intentar anticipar las elecciones. Pero tampoco los republicanos están en una posición fuerte. El retraso en las transferencias también está mermando la confianza de su electorado. Y su líder, Gerry Adams, está salpicado por un escándalo al afrontar la acusación de haber protegido a un hermano suyo acusado de haber abusado sexualmente de su hija. Adams asegura que nunca supo que ese hermano militaba en el Sinn Fein, pero parece que trabajaron juntos años atrás en una campaña electoral en Irlanda. Adams desveló hace meses que su padre abusó sexualmente de sus hermanos, pero no recuerda que él fuera objeto de esos abusos. Con los dos grandes partidos debilitados, el futuro del proceso de paz en el Ulster está otra vez en el aire.

Cuatro décadas en política

- Peter Robinson, de 61 años, ayudó a fundar el Partido Democrático Unionista (DUP) en 1971, y se convirtió en su líder en mayo de 2008.

- Trabajó con Ian Paisley para alcanzar el acuerdo de 2007 en Irlanda del Norte que hizo posible un Gobierno liderado por Paisley como ministro principal, y Martin McGuinness, del Sinn Fein, como su segundo.

- Es ministro principal del Ulster desde junio de 2008.

- En mayo de 1979 fue elegido por primera vez diputado del Parlamento británico.

- Nació en Belfast, en diciembre de 1948 y, tras acabar sus estudios, trabajó durante un tiempo como agente inmobiliario. Se casó con Iris Collins en 1970.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de enero de 2010

Más información