Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:CES 2010

El año del 3D

Hollywood, los fabricantes de televisores, la industria del videojuego, la lucha contra la piratería: todos los eslabones de la industria del ocio se ponen de acuerdo para impulsar la tecnología de tres dimensiones - En 5 años todos los televisores serán estreoscópicos

Ni TDT, ni HD, ni siquiera la 3G, el karma de la feria es el 3D. El ocio en tres dimensiones. Y no como una entelequia, sino como algo para ya. Todos los eslabones de la cadena, desde la industria de contenidos, a la industria de los televisores, pasando por lucha contra la piratería, compradores de derechos, están de acuerdo.

Las previsiones son espectaculares. LG anuncia que este año venderá 400.000 televisores 3D, una minucia ante los 25 millones de televisores que colocará; pero al año siguiente, en 2011, ya venderá 3,4 millones, el 800% más.

Datos tan optimistas obedecen a que habrá argumentos (contenidos) para adquirir un televisor 3D, si es que no vale el recientemente comprado. El principal impulsor del 3D es Sony, único fabricante de televisores y contenidos, tanto de cine como de videojuegos. Para añadirle peso a su interés hay que recordar que lleva décadas perdiendo fuelle: con el MP3 y las pantallas planas. La 3D le va a permitir ganar dinero con los televisores por primera vez en seis años, como reconoce su presidente, Howard Stringer.

MÁS INFORMACIÓN

Los líderes del televisor, los coreanos Samsung y LG también apuestan por la 3D. Según DisplaySearch, el mercado de televisores 3D se acercará este año a los 1.000 millones de euros, pero en 2015 será 15 veces mayor. Para entonces todos los televisores serán estreoscópicos.

En el CES se ha presentado otro elemento clave para la expansión, los discos Blu-ray 3D, después de que la Asociación de Discos aprobara un estándar común y evitara así nuevas guerras de formatos. Además, se ha anunciado la actualización de las consolas PlayStation para esta tecnología, sin cambiar de aparato.

Lo más caro de todo el proceso 3D es la producción televisiva. Se necesita rodar en paralelo, lo que significa el doble de cámaras y de presupuesto. Y aun así el resultado es perfecto en planos generales, pero no en primeros planos. Otra técnica es la del espejo, unas cámaras con el efecto del espejo que abaratan la cobertura de, por ejemplo, los partidos de fútbol, y con mejores resultados. Una firma española, la valenciana Kromomav, está en la vanguardia de esta técnica.

Una vez producido para televisión hay que enviar la señal. Al haber el doble de cámaras, o sea de información, ocupa el doble de ancho de banda en la transmisión (la 3D en Internet tardará más en llegar). El problema lo está resolviendo JVC, que ha logrado juntar la señal en una sola, de modo que las líneas se vuelven a desdoblar en el televisor, que debe tener más de 120 hercios (60 para cada ojo) para que la visión 3D sea perfecta (además de las gafas inteligentes). Si el televisor no es de 120 hercios o más, para apreciar algo las imágenes bastan las gafas de papel de colores.

La feria ya presenta varias empresas dedicadas a fabricar gafas o láminas que se colocan sobre la pantalla. El filtro del televisor funciona correctamente sólo con la persona que se coloca en el centro; pero sí es perfecto para la pantalla del móvil y cualquier aparato individual y portátil. El éxito de Avatar ha dado el empujón que faltaba para apostar por la 3D en 2010.

Un 23 de abril con otra dimensión

TV-3, la televisión pública catalana, junto con Aragón TV celebran su respectiva fiesta autonómica (23 de abril) con una programación en tres dimensiones. De momento, TV-3 ya ha grabado en esta tecnología la función teatral Llits, que posteriormente se ofrecerá por televisión, aunque, de momento, su resultado se puede apreciar en los monitores del teatro.

El 23 de abril, TV-3 realizará una campaña en los medios con el regalo de tres millones de gafas tridimensionales para que los espectadores pueden apreciar la programación especial de ese día, y los siguientes. "Estas gafas de cartón cuestan unos 20 céntimos", explica Jordi Alié, responsable de Nuevas Tecnologías. "Serán las típicas gafas de celofán de colores, para que se adapten a cualquier televisor".

No tiren las gafas, porque después de ese día, vendrán más pruebas, principalmente la emisión de partidos de fútbol de la Champions de la temporada 2010-2011.

Alié se muestra optimista sobre el futuro de las emisiones de 3D, aunque a efectos de producción y realización tendrá que haber cambios profundos, no así en el telespectador. "El público podrá apreciar las películas rodadas en 3D, como Avatar, y los partidos, sólo con las gafas. Otra cosa es la producción, que actualmente es muy cara, porque hay que hacerlo, en principio, con el doble de cámaras, y la realización, porque deberá ser distinta para aprovechar todas las posibilidades que proporciona esta nueva tecnología".

De momento, los fabricantes de cámaras 3D y las empresas dedicadas a la transcodificación son las que pagan estas pruebas piloto en los canales de televisión. En Estados Unidos, la Fox emite en 3D partidos de la NBA, la NFL, las carreras de NASCAR y el boxeo. Y la BBC promete que emitirá los Juegos de 2012 en 3D. "No veo en el horizonte realizar los informativos en 3D. No tiene sentido", dice Alié; "pero sí las transmisiones deportivas y, por supuesto, todo el cine y la animación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 7 de enero de 2010

Más información