Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
estilos

Bienvenidos a la edad del dónde

Los expertos predicen que éste va a ser el año de la localización

- Qué es el dónde. Si nos debemos ajustar a las predicciones realizadas por algunos de los gurús de las tendencias globales, la principal conclusión respecto a 2010 es que éste será el año de la localización. Más que nunca, el código postal definirá las manifestaciones culturales y estéticas, las formas de relacionarnos y los nuevos estereotipos posmodernos. Según Ane Lise Kjaer, experta en definir prototipos a partir de tendencias incipientes, "este año vendrá marcado por lo emocional y por los contrastes entre lo público y lo privado, pero sobre todo, entre lo local y lo universal". Más que si habrá películas de gángsters o discos de soul, este año nos vamos a preocupar, más que nunca y con la idea de que será así siempre, por el dónde. Atrás quedan el cómo de la primera mitad del siglo XX, el qué de la era dorada del pop y el cuándo de la época del revival.

- Ultralocalizadores. En un reciente artículo publicado por Pat Cushmore, fundador de Mashable, en la CNN, la localización y los instrumentos utilizados para ello (Google lattitude, Gowalla, Foursqaure...) pasarán de ser un servicio online a convertirse en una capa más del entramado de Internet. La nueva generación de móviles ya trae GPS y la fiebre por informar de dónde están las cosas en tiempo real se extiende como un virus. En Los Ángeles, Kogi Korean BBQ es popular por su comida y por sus cuatro furgonetas que recorren la ciudad y se apostan cada día en diferentes esquinas. Mediante twitter, su web y tu smartphone puedes saber a qué lugar exacto debes ir para tomarte tu burrito. Los ayuntamientos de Río y São Paulo avisan vía twitter del estado del tráfico mientras Obama pone webcams en la Casa Blanca.Nike ha creado un dispositivo genial a través del cual te puedes seguir a ti mismo mientras practicas footing. Este año no podrás esconderte.

- Madurialismo. Según el servicio de búsqueda y reconocimiento de tendencias Trendwatching, esta palabra, que nace de la mezcla entre maduro y materialista, es lo último en definición de personajes atrapados en el síndrome de Peter Pan pero necesitados cada año de enmarcarse en una nueva nomenclatura. Como los Kidults de hace un par de temporadas, son adultos con alma de niño. Esta vez no quieren productos que recuerden a sus años mozos, sino que buscan helados sexys, chupa chups eróticos, chocolates para adultos o batidos de leche con alcohol. Valor lleva ya años con aquello del chocolate, placer adulto, y Chupa Chups ha fabricado cascos de moto y ha utilizado señoras muy agraciadas en sus campañas. Pero la guinda ha llegado con The Icecreamists, unos británicos que fabrican helados punk y sexy. Más cerca de Agent Provocateur que de Frigo, acaban de lanzar su helado Sex Pistols.

- Orgullo urbano. Otra de las entradas del informe Trendwatch incide en la ciudad como eje alrededor del que, cada vez más, se van a estructurar las filiaciones personales y la construcción de las realidades culturales. Pese a lo poco sensato que parece hablar de ciudades como sustitutivo de naciones en año de Mundial de Fútbol, podemos marcar Manchester y Bucarest como las dos urbes desde las que nos podrían llegar algunas de las más interesantes y modernas apuestas culturales. Pero la ciudad que más de moda se va a poner este año va a ser, sin duda, Bundy, una localidad australiana que ha prohibido el agua embotellada y que, según los expertos, es precursora en el absolutismo ecológico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de enero de 2010