Indemnizado un paciente con 400.000 euros por sobredosis de anestesia

Un paciente acudió en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) a operarse de la próstata en 2007, pero debido a una sobredosis de anestesia quedó en estado vegetativo crónico. Ahora, la Consejería de Salud deberá indemnizarle con 416.292 euros tras su operación fallida en el Hospital Virgen del Camino de Sanlúcar, donde le inyectaron una "sobredosis" de anestesia.

De este modo, Salud estima parcialmente la reclamación de responsabilidad patrimonial de la esposa e hijos del paciente, de iniciales M. C. P., por los perjuicios causados por el estado vegetativo en el que éste se encuentra tras la operación de próstata en un hospital concertado con la Consejería de Salud.

El paciente, natural de Chipiona y de 69 años, ingresó en el citado centro concertado para ser intervenido de hipertrofia de próstata. La operación iba a intentarse con cirugía laparoscópica en principio y, si no era posible, se ampliaría el abordaje quirúrgico.

En este sentido, el Defensor del Paciente subrayó el hecho de que para la primera operación programada por laparoscopia se empleó una dosis de anestesia epidural y luego, cuando descartaron la laparoscopia y se decidieron por la cirugía convencional, "le vuelven a aplicar al paciente nuevas dosis de anestesia general, sin esperar el intervalo de tiempo necesario".

Ausencia de sangre

El estado de hipertensión del paciente durante la intervención fue corregido con medicación de efecto hipotensivo y, tras la rápida caída de la tensión arterial, se le dispensó un nuevo tratamiento hipertensivo, hasta que alcanzó los parámetros normales.No obstante, durante el lapso de tiempo hipotensivo, se produjo una "ausencia de perfusión sanguínea en el cerebro, además de otros órganos como corazón o riñones", según la asociación.

La causa del error fue "una combinación inadecuada de anestesia general y local" unida al "bloqueo epidural practicado, así como a un suministro incorrecto de hipotensores, ante el cual, el organismo no reaccionó adecuadamente debido al estado anestésico a que estaba inducido". Además, la Consejería de Igualdad le ha concedido un grado de invalidez del 97% debido a la situación de práctica "muerte cerebral" que padece el paciente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS