Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El color de la compañía es el rojo

El 72,6% de los usuarios del servicio de teleasistencia sólo quiere conversar

Un botón rojo colgado al cuello o sobre la mesita de noche es símbolo de total tranquilidad para las más de 123.000 personas que utilizan el Servicio Andaluz de Teleasistencia. Abierto 24 horas los 365 días al año para atender a personas mayores de 65 años o dependientes. "Gracias a Dios no he tenido ninguna urgencia, pero de vez en cuando les llamo para que me cuenten cómo están y contarles cómo me va a mí", dice entusiasmada Amparo Crespo, de 81 años, que vive en Sevilla y cuida a su hijo, disminuido psíquico.

El 72,6% de las personas que utilizan este servicio lo hacen únicamente por mantener una conversación y sólo un 10,5% para emergencias. "Hay algunos beneficiarios que se pasan semanas sin hablar con nadie y las únicas voces que escuchan son las nuestras", cuenta Jesús Galindo, que lleva más de cinco años trabajando en el servicio. "Tenemos en una ficha la información de los beneficiarios, quién tiene las llaves de su casa, su historial médico, les avisamos si necesitan medicación... y si vemos que pasan 15 días y no nos han llamado, contactamos con ellos".

"Hay algunos usuarios que pasan semanas sin hablar con nadie"

"Los señores del botón rojo como yo les llamo son maravillosos, dan una enorme tranquilidad y mueven Roma con Santiago para que estemos lo mejor posible", asegura Amparo. "El cacharrito éste es maravilloso", dice, pero luego reflexiona y matiza: "¡no, el cacharrito no!, si no las bellísimas personas que hay detrás del botón rojo". Amparo se refiere al equipo formado por 314 teleasistentes que trabajan en Sevilla y Málaga.

"Trabajar aquí es muy gratificante y no hace falta ninguna titulación especial, sólo tener empatía, y eso nace con cada persona. Hay trabajadores sociales, abogados y peritos agrícolas, y todos reciben un curso de formación. Las cualidades para trabajar aquí nacen con uno mismo", explica Galindo.

En Navidad, reciben muchas llamadas, y además, los usuarios les agradecen su trabajo con bombones, mantecados, o postales. "Nos ha llegado una que pone 'Para mis ángeles de teleasistencia', con letra de persona mayor, que se nota que ha estado un rato escribiendo", dice Galindo, y cuenta que ayer fue hasta la sala de teleasistentes una mujer, con muletas y sin demasiada visión a llevarles unos regalos. "Ha venido en taxi desde Bollullos, con su prima, y nos ha traído seis cajas de vino, cuatro cajas de polvorones y dos cajas con paquetes de picos. ¡Con la tarde tan mala que ha hecho!", exclama. "Esto te pone los pelos de punta. Emociona".

Casi el 80% de las personas que utilizan el servicio son mujeres, y el 57,5% tienen 80 años o más. "El servicio funciona desde el año 2002 y la satisfacción de los usuarios es de un nueve sobre 10 en los controles de calidad que nos elaboran por ser una empresa pública", cuenta María José Castro, directora general de personas mayores.

Esta prestación, incluida en la Ley de Atención a la Dependencia, es gratuita para el 60% de los usuarios y todas disfrutan de algún tipo de bonificación. De los que tienen que pagar alguna cantidad, el 14% se beneficia de una reducción del 80%, lo que suponen 3,60 euros al mes; y el 25% disfruta de un descuento del 40%, que son 10,80 euros.

El servicio tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas mayores y la integración en el entorno, sin que tengan que desarraigarse de su hogar. "Yo no puedo estar más contenta con esto, me lo enseñó mi hermana y es lo mejor que me ha dejado después de morir. Yo se lo recomiendo a todo el que conozco. Me piden las citas del médico, me felicitan por mi santo y mi cumpleaños, y el de mi hijo", dice Amparo, que intuye por la voz que todos los teleasistentes son muy buenas personas. "El botón rojo, para mí, es toda la tranquilidad".

Datos

- Beneficiarios: 123.958 a 15 de diciembre de 2009

- Perfil de los usuarios: Más del 80% son mujeres. Dos tercios viven solas, y el 57,5% tiene 80 años o más.

- Motivo de las llamadas: Para mantener una conversación, el 72,6%; solicitar información, 16,9%; y para emergencias, el 10,5%.

- Precios: Gratuito; 3,60 euros o 10,80 euros, al mes. Depende de la bonificación.

- Servicio: 24 horas al día, 365 días al año.

- Prestaciones. Apoyo en situaciones de emergencia, aviso para medicación, refuerzo para familiares o integración en el entorno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de diciembre de 2009

Más información