Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arnoia abre una guardería para siete niños

Las empleadas trabajaban en otra escuela creada por el ex alcalde y ahora delegado de la Xunta en Ourense, Rogelio Martínez, en un piso en ruinas y sin licencia

El alcalde de Arnoia, José Camilo Fariñas, sustituto en el cargo del superdelegado de la Xunta en Ourense, Rogelio Martínez, ha abierto una guardería para atender a siete niños y dos de ellos son hijos de las dos únicas cuidadoras contratadas por el Ayuntamiento, según ha denunciado el portavoz socialista de este municipio orensano de 1.200 habitantes, Jorge Fernández. El representante del PSdeG asegura que este servicio cuesta al Ayuntamiento entre 12.000 y 15.000 euros. El concejal socialista sostiene que Fariñas, que fue teniente de alcalde cuando Rogelio Martínez gobernaba Arnoia, anunció en un pleno la apertura de la guardería asegurando que acudirían 19 niños, pero la oposición ha comprobado que sólo hay siete pequeños inscritos.

El PSdeG acusa al regidor de montar el centro para atender su "red clientelar"

Los socialistas afirman que Martínez sigue al mando en Arnoia

Fernández sostiene que el único objetivo del grupo de gobierno para instalar el punto de atención infantil ha sido el de mantener la "red clientelar heredada" del superdelegado de la Xunta en Ourense y dar empleo a las dos cuidadoras contratadas el año pasado, cuando aún era alcalde Martínez, para una "guardería pirata" en Ribadavia. El centro infantil fue puesto en marcha por la mancomunidad de O Ribeiro que también presidía el ex alcalde de Arnoia Rogelio Fernández pero el alcalde de Ribadavia, el socialista Marcos Blanco, ordenó su cierre el mismo día de su apertura tras comprobar que se había instalado en un piso en ruinas, sin licencia ni los permisos correspondientes de Educación, Sanidade y Medio Ambiente.

La "inviable" apertura de la guardería de Arnoia no es la única denuncia de la oposición a la gestión del actual alcalde, a quien los socialistas acusan de "falta de sentido político" y de utilizar "las mismas prácticas caciquiles" que su predecesor. El portavoz socialista sostiene, además, que José Camilo Fariñas concedió a una empresa a la que está vinculado su hijo los trabajos de desbroce de las riberas del río. Fernández añade que mientras la empresa realiza las obras, las brigadas municipales "descansan", lo mismo que los 27 trabajadores de los talleres municipales "que serían más que suficientes para hacer este servicio". El alcalde ha negado que haya adjudicado las obras a la empresa de su hijo aunque reconoce que éste realizó los trabajos a través de otra sociedad.

El PSdeG de Arnoia asegura que Martínez sigue gobernando el municipio a través de Fariñas, que es además socio suyo en varias de las empresas vinculadas a la trama de Ceivam. Este centro de iniciativas para el desarrollo del Val do Miño fue el que gestionó de manera fraudulenta subvenciones europeas del plan Leader II. Según una sentencia de la Audiencia Nacional, Ceivam, bajo la presidencia de Rogelio Martínez, certificó la finalización de obras inexistentes por valor de 50.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de diciembre de 2009