Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vivienda rebaja de 750 euros a 600 el tope de pago para los alquileres que gestiona

Alquilar una vivienda de las que gestiona el Gobierno vasco será más barato. Si hasta ahora el tope mensual estaba en los 750 euros, el nuevo convenio rebaja a 600 la cifra máxima, a modo de adecuarse a la crisis y al creciente desempleo.

Pero esa no será la única novedad. El convenio que el Ejecutivo suscribirá con 26 entidades bancarias y de ahorro, refuerza las posiciones de las entidades a la hora de hacerse con el piso en caso de impago. La persona que pierda la vivienda de protección (VPO) como resultado de su impago, no accederá ni en compra ni en alquiler a la misma, como hasta ahora. La nueva regulación da la posibilidad al Departamento de Vivienda y al banco de acceder a su recompra, como una manera de recuperar la inversión.

Cuando la vivienda sea adquirida por compra directa al propietario, el precio de adquisición será el que le corresponda por su condición de VPO, actualizado al momento de la adquisición. A su vez, cuando la vivienda sea comprada durante el procedimiento de ejecución hipotecaria, el precio de adquisición vendrá establecido por el importe de "la cesión del derecho del remate" es decir, como mínimo la cantidad de la deuda por todos los conceptos reclamados en el procedimiento de ejecución hipotecaria.

Desde el punto de vista del propietario que se queda sin el inmueble, si el motivo del impago es el desempleo, podrá optar a una vivienda en alquiler del programa Bizigune.

La tercera novedad del nuevo acuerdo es que el nuevo referente para calcular los créditos de las Viviendas de Protección Oficial será el euribor.

Otro importante grupo de medidas se centran en los promotores, al ampliar el periodo de carencia en los préstamos permitiendo así que no se generen situaciones de mora. Esta medida también se aplica a las operadoras de alquiler, dedicadas básicamente al alquiler social. Estas operadoras tienen al principio pocos ingresos y muchos gastos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de diciembre de 2009