Nuevo aplazamiento a la vista para el 'caso Valverde'

Como si una varita kafkiana lo hubiera tocado, el caso Valverde va camino de superar El Proceso, del novelista checo, en el ranking del absurdo jurídico.

Alejandro Valverde tiene pendientes dos vistas ante el Tribunal Arbitral del Deporte por su presunta implicación en la Operación Puerto. Ambas arrastran aplazamientos de meses, lo que deja en suspenso la vida deportiva del ganador de la última Vuelta, pero ya parecían fijadas.

Sin embargo, la apelación del ciclista contra la sanción del Comité Olímpico Italiano (CONI) que le prohíbe correr en Italia, prevista del 12 al 14 de enero -fecha adoptada tras un último aplazamiento por la admisión en el caso de la Unión Ciclista Internacional (UCI), que busca la globalización de la pena, y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA)- corre peligro de demorarse de nuevo, ya que sus abogados han recusado ante el Tribunal Federal Suizo a uno de los tres árbitros, el suizo Ulrich Haas, el elegido por el CONI, ya que ha trabajado en varios asuntos, incluida la redacción del actual Código Mundial Antidopaje para la AMA, una de las partes. A su vez, Valverde ha tenido que renunciar dos veces, por unas cosas u otras, al árbitro que había escogido.

La otra vista, la que elevaron la UCI y la AMA reclamando a la federación española que le abra expediente, se celebrará del 18 al 21 de marzo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 22 de diciembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50