Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tasa de estudiantes que pasan a bachillerato, por debajo de la media

Datos de 2008-2009 confirman el déficit en planes de refuerzo y otros servicios

El sistema educativo valenciano avanza a paso lento en cuanto a la reducción del fracaso escolar; la mejora de las prestaciones (como comedor, transporte o auxiliares extranjeros de idiomas) y la implantación de los programas estatales de refuerzo y apoyo al estudiante. Uno de los principales fenómenos que revela el informe del Ministerio de Educación del curso 2008-2009 y el avance de los datos del curso 2009-2010 es que la tasa de jóvenes valencianos que continúan sus estudios superiores de Bachillerato está por debajo de la media del conjunto de las autonomías. La Comunidad Valenciana ocupa el puesto 12º de la clasificación nacional de alumnos que no han terminado la segunda etapa de la ESO y que no siguen ningún tipo de formación. El porcentaje de población de 18 a 24 años sin estudios es del 31,8%, casi un punto más que la media nacional y muy lejos de la media del País Vasco (15,3%), Castilla y León (con 23,2%) o Madrid (24,9%).

El 31,8% de los jóvenes valencianos de 18 a 24 años no sigue estudios

De los 3.434 planes estatales de refuerzo, la Comunidad sólo ha pedido 220

La evolución de la matrícula de alumnos valencianos al pasar de la Enseñanza Secundaria Obligatoria al Bachillerato o los ciclos formativos cae cuantitativamente en el curso 2008-2009, de acuerdo con los últimos indicadores publicados el pasado 4 de agosto por el ministerio. Esa pérdida de alumnos se produce en el sistema público, que es el que ofrece todos los niveles educativos, y recibe además población escolar procedente de colegios privados que no tienen Bachillerato.

En el curso 2008-2009 se matricularon 128.785 alumnos de ESO en el sistema público, pero sólo 90.537 siguieron estudios de Bachillerato presencial o a distancia y de ciclos formativos medios o superiores, lo que significa una pérdida del 29,6% del alumnado por el camino. Mientras que en la red privada-concertada hubo 62.588 estudiantes matriculados en la ESO y sólo continuaron 25.465 en los niveles siguientes, bien porque los jóvenes no continuaron sus estudios, bien porque no disponían de oferta de niveles superiores en el mismo centro.

El déficit de la Comunidad Valenciana en la implantación progresiva de los programas de apoyo y refuerzo Proa que diseñó el ministerio en 2005 tiene algo que ver con el alto nivel de abandono o fracaso escolar en el sistema educativo.

Del total de 3.434 programas Proa cofinanciados al 50% por el ministerio y las administraciones autonómicas, la Comunidad Valenciana sólo ha puesto en marcha 220 (según los datos actualizados del curso 2009-2010). De estos, 65 son de acompañamiento escolar en Primaria, 61 en Secundaria y 94 de refuerzo propiamente dicho en institutos. Esto significa que el programa no llega al 30% de los centros de Secundaria y representa el 6% de los colegios.

La escuela pública, en todos sus tramos y niveles, sigue asumiendo la escolarización del 86,8% de alumnos inmigrantes. Esta singularidad hace, por tanto, más necesario redoblar los programas de integración de inmigrantes, tanto a nivel lingüístico para los procedentes de países europeos o asiáticos, como para los que llegan con mayor dificultad de aprendizaje porque han estudiado con otros planes.

También está a la cola en la introducción de auxiliares extranjeros de idiomas: de 2.348 lectores que hay en España, la Consejería de Educación sólo solicitó 87 este curso. Aún así, supone 56 más que en 2008.

En servicios como el comedor escolar, que las federaciones de padres de alumnos de la red pública consideran imprescindibles para el buen desarrollo de la jornada lectiva -sobre todo, en Secundaria-, la Comunidad Valenciana también está a la cola. De 1.020 centros públicos de Infantil y/o Primaria, casi el 30% carece de este servicio, y en Secundaria es testimonial (sólo 2.122 alumnos).

Indicadores del sistema educativo valenciano

- Tasa de jóvenes de 18 a 24 años sin estudios: El porcentaje de población de esa franja que no terminó sus estudios y no sigue ninguna formación asciende al 31,8%. Muy lejos del País Vasco, con el 15,3%; Castilla y León, con 23, 2%; o Madrid, con el 24,9%.

- Continuidad en la red pública: De 128.785 alumnos matriculados en ESO el curso 2008-2009, sólo prosiguieron sus estudios de Bachillerato o Ciclos Formativos 90.537.

- Continuidad en la red privado-concertada: De 62.588 alumnos matriculados en ESO, un total de 37.123 abandonaron o no prosiguieron ni Bachillerato ni Ciclos Formativos en su propio centro porque no ofrece esta oferta, o bien porque no continuaron ningún estudio.

- Distribución de alumnado inmigrante: El 86,8% del alumnado inmigrante escolarizado en la Comunidad Valenciana estudia en la red pública. Mientras que sólo el 13,2% lo hace en la privada.

- Programas de Apoyo y Refuerzo: Del total de 3.434 programas Proa cofinanciados por el ministerio en las 17 comunidades autónomas, la Comunidad Valenciana sólo ha solicitado 220.

- Auxiliares de conversación extranjera: Los centros valencianos disponen de 87 lectores el curso actual, lo que supone 56 más que el pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de diciembre de 2009

Más información