Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El libro digital

¿Sería razonable que un videojuego que simula la conducción de un automóvil costase alrededor de un 25% menos que un vehículo real comprado en el concesionario? Sin duda, habría muchas menos horas de sofá.

Entonces, ¿por qué un libro puede costar 18 euros en papel y 15 euros en soporte electrónico? Si se suprimen los gastos principales de imprenta (local, maquinaria, personal, energía, papel y tinta), los derivados del transporte y los de la distribución o venta, ¿dónde se quedan los ahorros obtenidos? ¿Serán los autores los más beneficiados, o continuarán como los agricultores y ganaderos, recibiendo una pequeña parte por su trabajo y cosecha?

En principio, mantener semejante desproporción en los precios no parece que sea la forma idónea de invitar a la difusión y adquisición del libro digital. ¿Se verá potenciada la autoedición y coedición digital en un futuro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de diciembre de 2009