El único encargo directo que le ha hecho la Junta ha sido San Telmo

El 'annus mirabilis' de Vázquez Consuegra

El arquitecto sevillano gana los concursos del Museo Arqueológico y del CaixaForum de Sevilla

"Annus mirabilis". Así define el arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra este 2009 que está a punto de acabar con dos importantes encargos para su estudio: convertir las Reales Atarazanas en el CaixaForum de Sevilla y rehabilitar el Museo Arqueológico de la capital, un concurso que se falló la semana pasada y que supone la modernización de un edificio construido por Aníbal González en 1917 y que alberga los tesoros de la ciudad romana de Itálica.

Ambas obras, emblemáticas para Sevilla, se suman a otros dos proyectos también en la ciudad que ya están en marcha: la rehabilitación del palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, y la ampliación del Palacio de Congresos y Exposiciones (Fibes), que estará concluida a finales de 2010.

Luz, vidrio y espacios abiertos definen el nuevo proyecto
Más información
LAS NUEVOS VECINOS DE LAS REALES ATARAZANAS
El Gobierno compromete 16 millones para ampliar el Museo de Bellas Artes de Sevilla

Además, el estudio realiza la adaptación del Pabellón de la Navegación, obra que Vázquez Consuegra realizó para la Exposición Universal de 1992, para su uso museístico y congresual. "Ahora mismo el edificio se ha quedado en los huesos, en la pura arquitectura", afirma. Agesa ha planteado una exposición permanente sobre la navegación en la planta alta y dejar la cota baja para celebrar congresos. "Puede que esto sea un paso intermedio hacia un proyecto más ambicioso que fije definitivamente en el pabellón el deseado museo de la navegación", añade el arquitecto.

Vázquez Consuegra, con 35 años de profesión a sus espaldas, dirige un estudio en el que trabajan entre 20 y 30 arquitectos -dependiendo de las necesidades- y se presenta anualmente a unos seis concursos, casi todos abiertos y, muchos de ellos, anónimos. Elena Laredo y Marcos Vázquez Consuegra están también al frente de esta pequeña torre de Babel en la que trabajan arquitectos, con una media de 30 años, de Italia, Portugal, Polonia, Nueva Zelanda, Austria, Suiza y Estados Unidos. Sólo una cuarta parte de los colaboradores son españoles.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El estudio recibe mensualmente entre 30 y 50 peticiones para trabajar con Vázquez Consuegra, quien se ha convertido en referente de la arquitectura española. Premio Nacional de Arquitectura en 2005 por la ordenación del borde marítimo de Vigo, entre sus edificios construidos destacan los museos de la Ilustración de Valencia, el Nacional de Arqueología Subacuática en Cartagena y del Mar de Génova.

"Este año ha sido especial, no sólo porque hemos ganado dos concursos, sino también porque nos presentamos a ocho. Antes de que acabe 2009 entregaremos otros dos concursos: los nuevos accesos a Vejer de la Frontera (Cádiz) y la transformación del viejo trazado del ferrocarril en un bulevar en Benicassim (Castellón)", explica Vázquez Consuegra, quien asegura que lo normal es ganar un concurso al año.

Frente a quienes le tildan de "arquitecto del PSOE", Vázquez Consuegra aclara que el único encargo directo que le ha hecho la Junta ha sido la rehabilitación de San Telmo. "Eso fue en 1989, cuando acometimos la primera fase para que el palacio se abriera en 1992. Así que es un trabajo de 20 años que estará listo en la próxima primavera", comenta el arquitecto, cuya primera obra ejecutada fue un jardín en una huerta de naranjos de Olivares (Sevilla) en 1975, un proyecto con tanto éxito que fue uno de los seleccionados para representar a España en la Bienal de Arquitectura de Venecia de 1980. Junto a la, entonces, joven promesa de la arquitecturasevillana, estaban Ricardo Bofill y Óscar Tusquets.

Los concursos de arquitectura pueden ser por invitación, que son cerrados y el promotor paga determinada cantidad a los estudios para que elaboren el anteproyecto; los restringidos, que realizan una primera selección en función del currículo, y los abiertos y anónimos -como ha sido el convocado por el Ministerio de Cultura para la rehabilitación del Museo Arqueológico de Sevilla-, en los que los gastos corren por cuenta del estudio.

"Yo sólo abordo proyectos por los que siento un verdadero entusiasmo, especialmente, si están en mi ciudad. Mi trayectoria profesional ha estado marcada siempre por la independencia", comenta Vázquez Consuegra, quien el pasado año ganó el concurso para el complejo de museos de Medina, en Arabia Saudí, aunque su construcción está paralizada de momento. "En Medina son tres museos en uno dedicados a la batalla de Uhud, a la ciudad de Medina y al profeta Mahoma", explica.

Partidario de los concursos abiertos y anónimos, en el caso del Arqueológico se presentó bajo el seudónimo Octubre10, al arquitecto sevillano no le hacen falta encargos para ponerse a trabajar. "Aunque sin programa y sin cliente, llevo 35 años trabajando en las Reales Atarazanas. Éste, como el Arqueológico, son edificios que me importan y los tengo en la cabeza siempre", asegura. "Cada vez que nos enfrentamos a un nuevo proyecto ganamos algo, aunque no sea el concurso. Ganamos porque eso nos permite investigar en nuevas tipologías de edificios y desarrollar nuevas líneas de pensamiento".

Para su proyecto del Museo Arqueológico, en el que han participado siete de sus colaboradores coordinado por Davide Olivieri, Vázquez Consuegra ha contado también con el arquitecto León Carlos Álvarez y el artista Paco Pérez Valencia. Los tres firman el proyecto museográfico, algo muy positivo en este tipo de trabajo en el que arquitectos y museógrafos han tenido siempre enfrentamientos por disparidad de criterios.

"El óvalo, que articulará el edificio y el sistema de comunicación vertical adosado a la fachada trasera, son las bases de este proyecto en el que persigo llenar de luz natural las salas y crear una comunicación entre el edificio y la frondosidad del Parque de María Luisa. También vamos a ganarle un metro al sótano para convertir un espacio lúgubre en algo habitable", comenta. Luz, vidrio, espacios más abiertos. Toda una declaración de principios para un Arqueológico del siglo XXI.

Museo Arqueológico

- Edificio de Aníbal González en estilo neorrenacentista de 1917.

- Usado como pabellón de las Bellas Artes en la Exposición Iberoamericana de 1929.

- El museo alberga los más importantes hallazgos de la ciudad romana de Itálica, además de tesoros tartésicos.

- Superficie construida: 9.674 metros cuadrados.

- Presupuesto de la rehabilitación: 33.461.375 euros.

- Promotor: Ministerio de Cultura. Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos de Cultura.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Margot Molina

Ha desarrollado su carrera en El PAÍS, la mayor parte en la redacción de Andalucía a la que llegó en 1988. Especializada en Cultura, se ha ocupado también de Educación, Sociedad, Viajes y Gastronomía. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Ha publicado, entre otras, la guía de viajes 'Sevilla de cerca' de Lonely Planet.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS