Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:DORMIR

De la cama a la cota 1.800

AC Baqueira Hotel & Spa, un agradable invierno de esquí y montaña en la estación leridana de Baqueira Beret

Al precio que se paga el metro cuadrado a pie de pistas, un nuevo hotel en Baqueira sólo puede ser de lujo. En ese empeño se encuentra la cadena AC desde la temporada pasada, cuando procedió a la apertura de un nuevo capítulo de su división de hoteles Selection, el primero no urbano. Un paseo a pie por la explanada del complejo Val de Ruda, también de estreno en la estación, pone al alcance de sus huéspedes una telecabina que lo lleva a la cota 1.800. Éste es, pues, el verdadero lujo del hotel: la comodidad de su conexión a pistas.

La edificación que lo sostiene no aporta gran cosa desde una mirada arquitectónica, ya que el objetivo inicial era no subvertir el orden vigente en la estética de pesebre que caracteriza todo lo construido últimamente en el valle de Arán, tal vez porque sus ediles así entienden la razón del turismo sostenible de montaña. Pizarra, madera, aplacados de piedra... Todos los ingredientes del tipismo local.

AC Baqueira Hotel & Spa

PUNTUACIÓN: 8

Categoría oficial: 5 estrellas. Dirección: avenida Perimetral, s/n. Urb. Val de Ruda, Núcleo 1500. 25598 Baqueira Beret, Naut Aran (Lleida). Teléfono: 973 64 59 61. Fax: 973 64 60 27. Central de reservas: 902 292 293 (AC Hotels). Internet: www.hotelacbaqueira.com. Servicios: algunas habitaciones adaptadas para discapacitados, no admite animales domésticos, transporte al aeropuerto. Precios: desde 175 euros + 7% IVA; desayuno incluido. Cierra: del 19 de abril al 2 de julio y del 30 de septiembre al 30 de noviembre.

Encuentra los mejores restaurantes de la zona con El Viajero

El refinamiento se disfruta consecuentemente en su interior, diseñado por el estudio del barcelonés Josep Juanpere (GCA Arquitectes). Cueros, vidrios, pavimentos porcelánicos, efectos lumínicos, panelaciones tostadas, transparencias... Nada que no haya sido visto ya en otros trabajos anteriores de la firma, pero enhebrados con sensatez y sin escatimar costes. Toda la familia del empresario Antonio Catalán parece motivada en la gestión de este hotel, por lo que se aprecian mil y un detalles de afirmación personal en sus servicios: la chimenea siempre está encendida en el bar lounge, el restaurante D'Oc afina su cocina de vanguardia, la tienda Cuylás ofrece lo último en material de esquí, la terraza exterior está calefactada en horas de apresquí y el área spa mima a sus clientes.

Las 120 habitaciones completan el programa experiencial del hotel con algo más de elegancia y seriedad formal que el resto de hoteles de la cadena AC. Todas las camas, de 2 - 2 metros, contienen un doble edredón de plumas, toppers y almohadas nórdicas. Las bañeras incluyen flujos de hidromasaje. No falta un gran monitor de televisión ni una base JBL para iPod, aunque el acceso wi-fi a Internet exige un trámite previo de pago, siempre incómodo e incomprensible en un hotel de lujo.

Algo muy de agradecer frente a otros lugares exclusivos de Baqueira: aquí los niños son bienvenidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de diciembre de 2009