La Cámara se congela los sueldos

El presupuesto del Parlamento quedó aprobado ayer por unanimidad con una congelación salarial, por segundo año consecutivo, para los 75 integrantes de la Cámara. Los parlamentarios verán además disminuir la retribución de sus gastos por desplazamientos, que varían según el territorio de residencia, y que se reducirán en un 2,2%. Al revés que los salarios, que ya se congelaron el año pasado a causa de la crisis, las dietas por movilidad subieron aún un 4%.

El personal funcionario del Parlamento verá incrementados sus salarios en la misma medida que el del Gobierno, y estará sujeto al acuerdo alcanzado por el Ejecutivo con los sindicatos ELA, CC OO y UGT, que establece una subida del 0,3% para 2010. Las cuentas contemplan en su conjunto una reducción del 0,58% y ascienden a 34,9 millones.

Más información
PNV, PSE y PP reconducen su enfrentamiento por el 'Alakrana'

La presidencia de la Cámara sí ha realizado un recorte mayor de su asignación, ya que estará un 7,3% por debajo de los recursos de que ha dispuesto en 2009, 95.000 euros menos en términos absolutos. El recorte afectará a diversos programas institucionales. También tendrán una dotación menor las partidas de mantenimiento, pero en cambio habrá un incremento en las que se destinan a la grabación de plenos y comisiones o a su transcripción. Se debe al aumento de actividad en la Cámara producido por la aplicación del nuevo Reglamento, que introdujo los plenos quincenales de control, antes inexistentes, y ha aumentado el número de asuntos de los ordinarios. Otro tanto ocurre con el trabajo de las comisiones, mucho más activas que en legislaturas pasadas.

La presidenta, Arantza Quiroga, destacó tras la aprobación del presupuesto en la comisión correspondiente el "esfuerzo de austeridad" realizado en atención a la situación económica.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS