Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Menos agresividad, más fútbol

El clásico no es el mismo sin Eto'o, protagonista siempre en las últimas temporadas

La aventura de Samuel Eto'o con el Madrid empezó mal y terminó peor. A las dos de la madrugada de un día de diciembre de 1996, apareció en camiseta y pantalones cortos por Barajas: el termómetromarcaba cuatro grados, no tenía dinero y nadie delMadrid le fue a recibir. "Un taxista se apiadó de mí", recuerda Eto'o, que fue cedido al Leganés, al Espanyol y casi no jugó. De vuelta, tampoco lo hizo con Hiddink ni con Toshack en el banquillo. Su exilio le llevó a Mallorca, donde triunfó. Cuando Florentino hizo valer sus derechos y le vendió al Deportivo sin su consentimiento, Eto'o se negó, regresó alMallorca y terminó rebelándose ante Florentino Pérez y fichando por el Barça.

Desde entonces, fue un martirio en los clásicos. "Eto'o ha sido una pesadilla paramí", reconoció Casillas, portero del Madrid, el 4 de agosto de 2009, al saber que el Barça había traspasado al ariete al Inter. Eto'o jugó ocho partidos, lemarcó cuatro goles, falló un penalti y recibió dos cartulinas amarillas. "Daba morbo por su pasado blanco.Motivaba, enganchaba a sus compañeros y dabamuchas facilidades para meterlos en el partido. Creo que el Barça pierde presión sin Eto'o", insiste el internacional Casillas.

"Era su partido", explica Xavi. "Le tenía muchas ganas al Madrid y se le notaba", dice el volante. "Ante el Madrid se le veía enchufadísimo", conviene Piqué; "era como si fuera un canterano. Te contagiaba sus ganas de ganarle al Madrid a toda costa". Pero Alves relativiza y entiende que Eto'o es el pasado. "Hay que pasar página. Eto'o ha sido, pero ya no es; estamos los que estamos".

En el mundo del fútbol, sin embargo, se considera que para este partido el Barça ha perdido agresividad y picante, pero ha ganado calidad y fútbol. Así opina el técnico Jabo Irureta. "El Barça ha perdido algo en los clásicos porque Eto'o, por sus raíces iniciales y por no haber triunfado de blanco, tenía una motivación extra y se mostraba determinante". Concuerda con el parecer del entrenador Víctor Muñoz: "El equipo azulgrana nunca será igual sin Eto'o porque era un jugador agresivo, de ambición y que otorgaba profundidad. Y eso se transmitía en la fortuna del gol". Y remata Paco Buyo, ex portero madridista: "Quizá, en cuanto a estadísticas para este partido, que no en la temporada, el Barça sale perdiendo sin Eto'o porque parecía tenerle cogida la medida al Madrid".

Milla, ex jugador de ambos clubes, no comparte la idea. "El Barcelona sigue funcionado igual que el año pasado. No le afecta el cambio", sentencia. El cambio de cromos: Eto'o por Ibrahimovic. "El Barça ha perdido profundidad, pero ha ganado más juego y pase", dice Lotina, técnico del Depor. "Se ha suplido la entrega y la presión por la calidad. Ibrahimovic no desentona para nada, sino que aumenta el poder técnico del equipo", amplía Irureta. "Ibra combina mejor y tiene más envergadura", añade Muñoz.

Radomir Antic, ex entrenador de los tres grandes -Real Madrid, Barcelona y Atlético-, cree que Eto'o, en su última época como azulgrana, era muy estático. "Ibrahimovic participa más, cae a las bandas, genera espacios y origina más juego", apunta. José Luis Mendilibar, técnico del Valladolid, dice: "El fútbol del Barça está por encima de cualquier jugador. El ejemplo es el del otro día contra el Inter y no creo que se note el cambio". Casillas tiene los guantes e Ibrahimovic la palabra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de noviembre de 2009