El despegue del aeropuerto de Lleida pierde velocidad

La apertura de Alguaire antes de fin de año, en peligro por una licencia

El primer avión no tiene aún fecha para despegar del aeropuerto de Lleida-Alguaire y es posible que no pueda hacerlo antes de Navidad, como estaba previsto, y que tenga que esperar hasta principios del próximo año porque la Generalitat, responsable de la infraestructura, no dispone todavía de la autorización de navegación aérea para iniciar los vuelos comerciales.

El consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, ha asegurado esta semana, en una entrevista en COM Ràdio, que hoy por hoy no se puede concretar una fecha para la inauguración del aeropuerto ilerdense a pesar de estar acabado.

Fuentes del Ministerio de Fomento corroboraron que la nueva infraestructura de Alguaire recibe estos días las últimas visitas de los técnicos de AENA, que pidieron leves modificaciones en su primera inspección, para conceder el certificado, y que los trabajos comenzaron en cuanto acabaron las obras. Lo importante, recalcaron, es la seguridad.

Nadal retrasa hasta el 4 de diciembre la presentación del primer vuelo

Más información

"Lo tenemos todo a punto y sólo estamos pendientes de esa autorización para poder anunciar cuándo podremos iniciar los vuelos, que en un principio serán pocos", explicó Nadal en la emisora de radio. No obstante, el consejero añadió por la tarde que el 4 de diciembre anunciará en Alguaire la fecha del primer vuelo y el nombre de la compañía si ésta se lo autoriza.

El consejero, que ha mantenido en secreto tanto la fecha de inauguración como el nombre de la compañía que operará en el aeropuerto de Lleida-Alguaire, añadió que ignora cuándo saldrá publicada la autorización, cuyo texto ya está redactado. En cualquier caso, en el supuesto de que la autorización llegara en los próximos días, sería viable operar el primer vuelo en el mes de diciembre, ya que en la actualidad existen medios para anunciarlo con rapidez y conseguir vender las plazas ofertadas.

De momento, la Generalitat mantiene negociaciones con Ryanair, que ya opera desde Girona y Reus, para que realice un vuelo semanal desde Alguaire a alguna ciudad europea, aunque fuentes de la compañía irlandesa sostienen que todavía no se ha cerrado un acuerdo definitivo. También han sondeado a Spanair, participada por empresarios e instituciones catalanas, que no prevé aterrizar en el nuevo aeródromo a corto plazo, así como compañías de charter.

El plan de negocio de Alguaire, propiedad de la Generalitat y que será gestionado por una compañía privada tras el concurso público, calcula que moverá a 75.000 pasajeros en 2010, un tráfico que crecerá progresivamente hasta alcanzar el medio millón de viajeros en 2019, según el proyecto. A partir de la inauguración, sea en enero o diciembre, el mercado hablará.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 27 de noviembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50