Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una operación antidopaje atrapa a Paquillo

La Guardia Civil registra el domicilio del atleta tras detener en Valencia al médico Walter Viru, compañero de Eufemiano Fuentes en el Kelme y sospechoso de encabezar una red ilegal

El atleta Paquillo Fernández es el deportista más destacado de los implicados en una operación con la que la Guardia Civil desarticuló ayer en Valencia una trama de dopaje dirigida por el médico peruano Walter Viru, detenido junto a diez personas más.

Los registros policiales encontraron en la casa de Guadix (Granada) del tres veces subcampeón mundial y medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 en los 20 kilómetros marcha sustancias y documentación que la Guardia Civil y el titular del Juzgado de Instrucción número 14 de Valencia entienden suficiente para acreditar su implicación, como las prescripciones del que se considera cabecilla de la red, Viru.

El facultativo fue detenido, junto a su esposa y su hijo, propietario éste de una farmacia en Montserrat (Valencia). Los agentes registraron su vivienda y su consulta, en el número 13 de la calle de Linares, de la capital valenciana. La inspección permitió a los investigadores hacerse con decenas de historias clínicas de otros tantos deportistas en las que consta qué se les administró, cómo tenían que tomarlo y durante cuánto tiempo. Esas sustancias son principalmente EPO y CERA, la EPO de tercera generación, así como hormona del crecimiento.

"No hay nada. Conozco a Viru, pero nunca tuve relaciones con él", dice el marchador

También fue registrada una vivienda que frecuenta Javier Otxoa, ciclista paralímpico

Además, la Guardia Civil detuvo a dos almacenistas y dos distribuidores de las sustancias ilegales fabricadas por Viru.

Por orden del juez, también se registraron dos viviendas del ciclista Pedro Vera Alcaraz, una en Torrepacheco (Murcia); la que comparten el ciclista paralímpico Javier Otxoa y su entrenador, Vicente Natividad Romero, en Massamagrell (Valencia), y la de la corredora Cristina Navarro Tapia. Según fuentes del caso, en todos los registros se ha encontrado documentación que vincula a los deportistas con la trama de suministro de sustancias prohibidas.

La operación ha contado con la colaboración de la Gendarmería francesa, que ha apoyado en tareas de documentación y ejecución de diligencias a la Guardia Civil. Números españoles estuvieron en la pasada edición del Tour realizando pesquisas a petición de los gendarmes, quienes seguían la pista de Viru desde el otoño de 2008: desde que la atleta Julie Coulaud, subcampeona de Europa de cross tras Marta Domínguez en 2007 y castigada tres años por un positivo con testosterona, les confesara que era Viru quien le suministraba sustancias prohibidas.

La Guardia Civil inició anoche la toma de declaraciones y pondrá a disposición judicial a los implicados probablemente entre hoy y mañana. Lo previsible es que el juez que ha instruido la causa se inhiba en favor de la Audiencia Nacional, dado que los lugares en los que se ha actuado pertenecen a distintas comunidades autónomas.

La figura más emblemática de los implicados en la trama es Paquillo Fernández. Él mismo confirmó ayer que, en efecto, la Guardia Civil estuvo en su casa, pero manifestó estar tranquilo ante la situación. "No hay nada", dijo el marchador a través de su representante, Alberto Armas; "conozco a Viru, pero nunca he tenido relaciones con él". De hecho, según Armas, Paquillo, quien no pudo conseguir ninguna medalla en Pekín 2008, se retiró en los Mundiales de Berlín, acaba de romper con su entrenador, el polaco Robert Korzenowski, y hace unos días cerró un acuerdo con otro médico valenciano, Luis García del Moral, para que lleve su preparación.

Los investigadores, sin embargo, tienen pruebas de envíos de paquetes desde Valencia por parte de Viru a través de Seur en los que figura como destinataria Montserrat Pastor, la viuda del primer entrenador de Paquillo, Manuel Alcalde, y persona de confianza del atleta durante las competiciones.

La colaboración de los detenidos será fundamental para precisar su situación en el procedimiento. Los deportistas, según la ley antidopaje, podrán ser considerados testigos de la causa mientras que los otros detenidos pueden ser imputados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de noviembre de 2009