Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:talentos

Convertir el peor de los tiempos en el mejor de los tiempos

El dúo de artistas británicas Tinsel y Twinkle ironiza sobre la crisis

Una multa de tráfico no acostumbra a ser una buena noticia, a menos que usted sea alcalde, claro. Tinsel Edwards y Twinkle Throughton, dos artistas de 31 años afincadas en Londres que se han convertido en piezas clave para entender la nueva escena underground formada alrededor de galerías del East End, han decidido vestirse de agente de tráfico y repartir multas por la City londinense, con el fin de entregar gratuitamente pequeñas obras de arte con aspecto de multa de tráfico. La crisis hecha performance artística, pero filtrada por la gran tradición de excentricidad británica.

La acción marcaba el inicio de una serie que lleva por título It was the best of times, it was the worst of times (Fue el mejor de los tiempos, fue el peor de los tiempos), que toma su nombre de una cita de Dickens y que busca ahondar en la idea de crisis como problema, pero también como solución.

"La idea de las multas era ligar estos dos conceptos: que la mala noticia que supone que te encuentres una multa se convirtiese en algo positivo al ver que te acababan de regalar una obra de arte. La crisis trae momentos complicados, pero también posibilidades de expresión y crecimiento", comenta Tinsel. Más allá de las posibilidades conceptuales que ofrecen tiempos convulsos como éstos, las dos inglesas celebran, de alguna manera, el hecho de que, gracias a la coyuntura económica actual, muchos artistas pueden mostrar su obra en espacios céntricos y relevantes: "tiendas y espacios que han quedado libres que han sido tomados por artistas para crear y exponer. Esta semana, formamos parte de una muestra en una tienda abandonada en Camden", comenta Twinkle. Pero el problema de las tormentas es que, normalmente, no puedes escoger qué es lo que quieres que se lleve la riada. "La crisis también se ha llevado por delante la galería Stella Dore, en la que más hemos expuesto. La llevaba una joven llamada Seth, apasionada por el arte que ayudó a muchos artistas".

Antes de subvertir a la naturaleza recaudadora de las corporaciones municipales, Tinsel y Twinkle formaban parte de Fairies Band, un grupo de filiaciones punk y filosofía hazlo tú mismo que aterrorizó los sótanos de Londres durante una temporada. Hoy, ambas mantienen sus conexiones musicales a través de sus sesiones de dj y un sello (Pushing Pussy Records) que sólo ficha artistas femeninas. "Twinkle y yo nos conocemos desde que tenemos nueve años. A los 10 ya hacíamos un fanzine juntas. Luego, aunque estábamos en universidades distintas, trabajamos en proyectos conjuntos. Ahora, aunque cada una tiene su carrera, nos juntamos para poner discos, discutir sobre chicos y desarrollar algunas exposiciones en colaboración", recuerda Tinsel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de noviembre de 2009