Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elche insiste en la compra del legado de Hernández

Los herederos del poeta optan por negociar un depósito

El culebrón sobre la postestad del legado del poeta Miguel Hernández sólo acaba de empezar. Los herederos insisten en que el futuro pasa por dejar en "depósito" los documentos que integran el legado a "aquellas instituciones que ofrezcan garantías de la mejor conservación, promoción y respeto al poeta y a la familia".

Sin embargo, las instituciones buscan la compra: "Lo más razonable es que permanezca en Elche, ha pasado suficiente tiempo aquí para que se quede", dijo ayer Francisco Escudero, responsable de los actos del año del centenario de Miguel Hernández en Elche. El alcalde socialista, Alejandro Soler, evitó la confrontación con la familia del poeta y reiteró que siguen "trabajando para obtener el mejor acuerdo con los familiares", sin especificar más detalles.

Ripoll asegura que está "dispuesto a que el legado siga en Alicante"

Esta semana un enviado del Ayuntamiento de Elche aumentó a tres millones de euros la oferta por la compra definitiva del legado, que los técnicos de la Biblioteca Nacional han cifrado en 2,1 millones de euros. Sin embargo, la familia rechaza los términos de esa tasación y exige una evaluación "en los términos y formas tal cual se han realizado otros legados ilustres". Los familiares, mediante un comunicado, admiten que están "abiertos a negociar con aquellas instituciones que acepten el legado en depósito con garantías de conservación, promoción y respeto". El comunicado emitido en la noche del miércoles por los herederos de Miguel Hernández cayó como un jarro de agua fría en Elche, que intenta a toda costa alcanzar un acuerdo económico para lograr que el legado del poeta continúe depositado en esta ciudad.

El presidente de la Diputación, José Joaquín Ripoll, recriminó ayer el debate que la custodia del legado está generando en vísperas de la celebración del centenario. "No es lo mejor para la imagen y difusión de la obra del poeta que se hable de dinero y cifras", dijo Ripoll, quien aseguró que esta polémica "dificulta" la celebración del centenario. El presidente de la Diputación aclaró que por el momento ningún representante legal de los herederos se ha puesto en contacto con la institución provincial para ofrecer su custodia. "Siempre estaré dispuesto a colaborar con tal de que el legado siga en Alicante, pero no hay nada todavía cerrado", se limitó a comentar Ripoll.

La Diputación de Alicante podría satisfacer las previsiones de la familia del poeta, que espera obtener unos cuatro millones de . Una operación que la familia estaría negociando con "otras entidades e instituciones" de fuera de la Comunidad Valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de noviembre de 2009