Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Sitges y las promesas del ballet

Tamara Rojo apadrina un concurso internacional

"El concurso que gané en París me cambió la vida". Lo dice Tamara Rojo, quizá la bailarina de clásico española más reconocida en el mundo. La primera figura del Royal Ballet de Londres ha estado en Sitges (Garraf), actuando y dejándose ver en el primer Concurso Internacional de Ballet Clásico de la ciudad. El certamen desea descubrir nuevos talentos y darles el apoyo que, si no es con un concurso, quizá nunca encontrarán. Por eso Rojo, que recibió el Príncipe de Asturias de las Artes 2005, ha querido estar presente estos días. Y no ha sido la única. También lo han hecho una decena de divos del ballet, como Jesús Pastor, Rómer Frómeta (Ballet Nacional de Cuba) y Tomomi Sato (Scotish Ballet).

El certamen ha contado con dos atractivos. El primero, el concurso de promesas, que durante cuatro días han bailado para llevarse una de las cuatro becas, que ya en su primera edición son las mejor dotadas de España: 18.000 euros en total, la mitad de loss cuales se lleva el primer clasificado. Así, han participado 35 jóvenes de entre 15 y 19 años, no profesionales, un tercio de los cuales provenían del extranjero.

Los ganadores fueron las catalanas Anna Casasola e Yvonne Slingerland (de padres suizos) y el italiano Piergiorgio Regazzo. El segundo reclamo del concurso internacional fue la gala de las estrellas que tuvo lugar en el auditorio del Hotel Melià Sitges.

El concurso, dirigido por la profesora de ballet Lola Vilalta y organizado por la asociación Dance Ballet Sitges, ha permitido asimismo debatir la situación de este arte en España. La opinión de Rojo no es balsámica. "El ballet clásico español es prácticamente inexistente: en 20 años no se ha hecho más que anular y limitar las pocas experiencias que surgían para favorecerlo", afirma. Tampoco le gustan las formas: "Nada se hace de forma limpia y pública".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de noviembre de 2009