Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Barajas en AVE

Fomento calcula que la conexión entre Chamartín y la T4 estará lista en 2015

Todas las líneas del AVE tendrán en un futuro parada en el aeropuerto de Barajas. Lo anunció ayer el ministro de Fomento, José Blanco -es una "firme determinación"-, que precisó que eso no ocurrirá hasta que esté finalizada la conexión, por el segundo túnel de la risa, que discurre bajo la calle de Serrano, para unir las estaciones de Atocha y Chamartín en alta velocidad.

El objetivo es que cualquier viajero procedente de Málaga, Sevilla, Valencia, Valladolid, y en unos años hasta de Lisboa, pueda llegar al aeropuerto de Barajas, aunque antes el tren de alta velocidad haga paradas en Atocha y Chamartín. No llegarán todos los trenes, aunque sí varios de cada línea, según explicó un portavoz del Ministerio de Fomento, que recordó que aún se está muy lejos de haber fijado el servicio.

El anuncio de Blanco tiene mucha trascendencia porque acelera el momento en el que Barajas esté conectado vía AVE -una vieja idea manejada por los técnicos de Fomento, aunque sin concretar-, ya que va a dejarse preparada desde ya la instalación. Aprovechando que Fomento está construyendo en la actualidad un túnel que une la estación de Chamartín con el aeródromo para llevar el Cercanías a la T4, el ministerio va a dejar incluido el carril para la alta velocidad. Es el mismo subterráneo que ayer visitó el ministro con el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y la presidenta regional, Esperanza Aguirre. Una obra de nueve kilómetros, que cuesta 161,7 millones de euros y que permitirá viajar en 10 minutos desde Barajas a Chamartín y en 24 a Atocha en 2010. "Vamos a trabajar ya para que la instalación sirva también para el AVE", confirmó el mismo portavoz. Este aumento del coste no será "significativo", argumentó.

Por eso, el proyecto no podrá llevarse a efecto antes de que esta línea se finalice y también de que terminen las obras del segundo túnel de la risa (en 2011). Aunque es precipitado hablar de fechas, fuentes de Fomento estiman que el AVE podría llegar a Barajas en torno a 2015.

Lo que no existirá será la posibilidad de viajar al aeropuerto por el interior de la ciudad en AVE. Es decir, que hasta el aeródromo desde, por ejemplo, la estación de Atocha sólo se podrá ir en Cercanías. "No se trata de hacer una lanzadera de alta velocidad", afirmó el portavoz. No tiene sentido hacer recorridos cortos en AVE, con varias paradas, porque impediría que una máquina que puede discurrir a 300 kilómetros por hora tuviera rendimiento.El proyecto del AVE al aeropuerto de Barajas no sólo es un viejo proyecto del Ministerio de Fomento que ahora Blanco quiere convertir en realidad. Es también una vieja reivindicación de la compañía Iberia. Ya en 2000, el entonces presidente de la empresa, Xabier de Irala, aseguró en una conferencia: "El AVE debe pasar por Barajas". Entonces, Irala hizo una llamada a los políticos "para impulsar con carácter inmediato la integración de los sistemas ferroviarios y de carreteras con el transporte aéreo". Y agregó: "Los catalanes ya lo han decidido y deben hacerlo también en Madrid".

Sin embargo, con el anuncio de ayer, parece que al final Madrid se ha adelantado a Barcelona, pues el proyecto para llevar el AVE al aeropuerto de El Prat está más retrasado. De hecho, dicho aeródromo no cuenta siquiera con conexión por metro. Y el Cercanías sólo llega a la antigua terminal del aeropuerto. En cambio, todas las terminales de Barajas están conectadas con la capital por metro y el año próximo, con Cercanías.

El ministro Blanco no se limitó a este anuncio. También aseguró que el Ministerio y la Comunidad de Madrid firmarán dentro de un mes un convenio que contempla el protocolo para que la red de Cercanías pueda unirse a las futuras estaciones de Navalcarnero, Torrejón de Ardoz y Moncloa. Los tres son proyectos que planeó la Comunidad de Madrid, pese a no tener competencias ferroviarias, y que convirtió en objeto de enfrentamiento con la anterior responsable del ministerio, Magdalena Álvarez. Ahora Fomento permitirá que estas líneas se unan a la red principal.

Con el nuevo acuerdo, el Gobierno regional se compromete a hacer la conexión entre Móstoles y Navalcarnero (cinco kilómetros y cinco estaciones), que estará finalizada en 2015. A cambio, Fomento permite su conexión al resto de los Cercanías.

En Torrejón está previsto construir un túnel con cuatro paradas bajo el municipio, y el ministerio lo conectará con la red de Cercanías por el norte hasta Chamartín. Son 6,8 kilómetros y estará finalizado en 2015.

Por último, la línea a Moncloa se divide en dos tramos. La que hace Fomento, que une la estación de Pinar con la de Las Rozas (con dos nuevas estaciones). Son 7,8 kilómetros que estarán listos en 2015. A su vez, la Comunidad de Madrid construirá un ramal que saldrá de la conexión entre Aravaca y Príncipe Pío y, por debajo del Puente de los Franceses y el parque del Oeste, conectará con Moncloa.

Blanco recordó que, en la actualidad, están en diferentes fases de estudio líneas de Cercanías a Soto del Real, Algete, San Agustín de Guadalix, una nueva línea entre Parla, Torrejón de Velasco y Torrejón de la Calzada, el túnel que unirá el Corredor del Henares hasta más allá del río Manzanares, y está prevista la cuadruplicación de vías en varios puntos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de noviembre de 2009