Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosa Garicano demanda al Palau por su despido

La ex directora insiste en que desconocía el fraude

La ex directora general del Orfeó Català, Rosa Garicano, que algunas informaciones involucran en las operaciones fraudulentas en la entidad a partir del llamado caso Millet, ha decidido pasar al ataque. Tras asegurar que durante sus 25 años de servicios laborales a diversas instituciones del Palau de la Música nunca tuvo "conocimiento de las actuaciones irregulares de los señores Millet y Montull, y no he participado, consentido o beneficiado de las mismas", Garicano anunció ayer por escrito que ha presentado una demanda contra ese despido (en fase de conciliación previa que en principio se verá el día 24). Además, comunicó que ha dado instrucciones a sus abogados "para que inicien acciones legales, incluidas las penales, ante los responsables de cualquier noticia falsa o no suficientemente contrastada que me difame personal o profesionalmente".

Garicano es de los escasos miembros del equipo directivo de confianza de Fèlix Millet que se ha negado a dimitir, extremo que ya le fue requerido a finales del pasado septiembre. La responsable volvía a esgrimir ayer que no había sido objeto "ni de mención ni de citación alguna" en el procedimiento penal. "Los actuales responsables del Palau han pedido que presente mi dimisión incondicional, lo que no puedo aceptar porque sería tanto como reconocer una culpabilidad que no tengo", asegura.

En su opinión, fue despedida "sin imputarme participación o connivencia alguna con el fraude" y que sólo se le acusa de que, por su posición, "debía haber conocido y evitado estos comportamientos, lo que no es cierto, y no deja de ser una excusa para hacer aparentar mi despido por causas disciplinarias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de noviembre de 2009