Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tránsfugas de Gondomar encargan un plan de urbanismo

El gobierno de tránsfugas de Gondomar aprobó ayer el pliego de condiciones para la redacción de un nuevo plan general de urbanismo después de habérselo impedido como oposición al gobierno nacionalista que desalojaron en julio mediante una moción de censura. Los grupos y concejales que ahora forman el gobierno eran partidarios, en lugar de redactar un nuevo plan como proponía el BNG, de recuperar "lo que hubiera de aprovechable" en el de 2006, conocido como "el plan de la corrupción".

Una vez en el gobierno, han cambiado de opinión. El ex socialista Alfonso de Lis, concejal de Urbanismo, anunció ayer que el Diario Oficial de la Comunidad Europea publicará hoy el pliego de condiciones con la convocatoria del concurso para la redacción de un nuevo plan, presupuestada en 348.000 euros. El objetivo es que pueda participar en el concurso "cualquier empresa europea".

Las empresas que concursen dispondrán de 52 días para presentar sus proyectos, con lo cual, "a finales de año" Gondomar podrá contar ya con un equipo redactor. Este equipo, según De Lis, dispondrá de un plazo de 14 meses para concluir su trabajo, de manera que el documento podrá estar terminado, "en febrero o marzo de 2011", es decir, cuando esté a punto de acabar el actual mandato.

Este mismo cronograma contradice los anteriores argumentos de De Lis y sus actuales compañeros de gobierno para bloquear, como oposición, el encargo de un nuevo plan general que pretendía el gobierno del BNG, a cuyo efecto disponía de una subvención de 300.000 euros de Política Territorial. Incluso denunciaron la tentativa de los nacionalistas de arrancar con la tramitación del plan formulando en el juzgado una declaración de lesividad para los intereses de Gondomar ya que, adujeron, la recuperación del plan de 2006 resultaba más económico.

Dos concejales del gobierno del anterior mandato (PP) están procesados por un cohecho relacionado con el urbanismo y otros cinco, incluido el ex alcalde, Carlos Silva, condenados por prevaricación de igual signo. De Lis aseguró ayer que el nuevo plan "será abierto y transparente" y contará con la "implicación" de la Xunta para sacarlo adelante. El concejal subrayó que el objetivo final es "dar licencias antes de que acabe este mandato" porque la situación urbanística en Gondomar es "caótica" debido a la "falta de recursos y de cobertura legal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de noviembre de 2009