Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Motín de viajeros de Air Comet en Barajas

Los empleados llevan seis meses sin cobrar - Retrasos en tres aviones

Cientos de pasajeros se amotinaron ayer en la terminal 1 del aeropuerto de Barajas por los retrasos de al menos tres vuelos de la compañía Air Comet. Uno a Buenos Aires, otro a La Habana y otro a Quito. Varios afectados hablaban de un cuarto, a Lima. La compañía, presidida por el líder de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, alega que los retrasos se debieron a problemas técnicos. La cuestión es que sus trabajadores están en huelga indefinida porque llevan hasta seis meses sin cobrar.

A primera hora de la mañana, una veintena de viajeros con destino a La Habana se concentró en la zona de salidas de la T-1, en la parada de taxis, con la intención de cortar el tráfico, lo que obligó a intervenir a la policía, informa Efe. Su vuelo, que estaba previsto para las 15.30 de anteayer, no despegó hasta el mediodía de ayer.

Pasadas las dos de la tarde, Federico Herrero todavía no tenía ni idea de por qué llevaba desde las ocho de la noche del día anterior esperando a que saliera su vuelo. "Nadie nos ha explicado nada", contaba al teléfono desde la zona de embarque de Barajas, con el tumulto de los intranquilos pasajeros de fondo. Su vuelo tenía que haber salido a las 22.30 del jueves. No lo hizo. "Nos llevaron a un hotel para pasar la noche", relata.

"Yo iba a Buenos Aires sólo cuatro días para ver a mi padre, que está enfermo", se sumaba Marcela, que había perdido ya casi 20 horas de viaje esperando. "Encima nos han despertado a media noche para decirnos que salía el avión temprano, pero al final se ha vuelto a retrasar". Sobre las siete de la mañana, según Herrero, les trasladaron definitivamente al aeropuerto. La espera se prolongó otras nueve horas.

Los gritos de los pasajeros -"¡Queremos volar!"-, se oían de fondo por el teléfono de Begoña Alonso, otra de las pasajeras que tendría que haber volado a Buenos Aires el jueves por la noche y que esperaba en la zona de embarque de la terminal. "Media hora antes, cuando ya habíamos facturado el equipaje, nos dijeron que se suspendía el vuelo", decía, enfurecida, y protestando porque la Guardia Civil, decía, les estaba conteniendo.

"Y aquí no responde nadie, no aparecen en la oficina de Air Comet, ni dicen nada los de Aena. Nos han mandado a la puerta 18, donde sólo pone retrasado, y ya está; yo creo que somos rehenes de los trabajadores", explica la viajera. Begoña Alonso volvió a telefonear por la tarde, a punto de entrar al avión: "Pero hay guardias en la escalerilla del avión, y eso no puede ser".

Un portavoz de la compañía alega que los retrasos se han debido a "problemas de mantenimiento". Air Comet, la aerolínea se halla inmersa en un problema laboral que ha provocado esta semana la manifestación de algunos de sus trabajadores para reclamar el pago de sus salarios, que llevan sin cobrar entre cuatro y seis meses, según los sindicatos convocantes de las protestas (Sepla, USO, Stavla, CGT, CC OO y UGT). Un portavoz del sindicato Sepla niega que los retrasos de hoy guarden relación con sus protestas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 2009