Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendido el guardia civil que eludió evitar abusos a dos niñas

El guardia civil que conducía el autocar en el que dos niñas vecinas de Loeches sufrieron abusos sexuales por parte de sus compañeros ha sido retirado del servicio. El agente, que estaba adscrito al Parque Móvil y se dedicaba al traslado de presos, estará cuatro días sin funciones a la espera de que se le abra un expediente sancionador, según fuentes de la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil.

El instituto armado supo la noticia de que el conductor era guardia civil la noche del pasado miércoles. Justo a la mañana siguiente se le notificó a su jefe en el Parque Móvil, situado en la calle del Príncipe de Vergara. Fue su superior el que decretó su separación del servicio por el tiempo máximo permitido por la normativa interna del cuerpo. En total, cuatro días. Cuando se inicie el expediente sancionador, la suspensión cautelar será inmediata, según fuentes de la Guardia Civil.

El conductor, de 54 años, lleva 32 adscrito al Parque Móvil y siempre se ha dedicado al traslado de detenidos. No había sido contratado por la empresa que presta el servicio de transporte entre el instituto Atenea, en Villalbilla, y los municipios limítrofes, como el de Loeches, según fuentes del instituto armado.

La Comandancia de Madrid sigue investigando el número exacto de alumnos que iba en el autocar y está comprobando si hay alguno de 14 o más años. Sólo éstos serán penalmente imputables y se les podrá interrogar, tras informar a la Fiscalía de Menores. Los alumnos ya fueron expulsados durante cinco días (el máximo permitido) hasta que se conozca su implicación en los hechos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 2009