Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ikea financia a su competencia para abrir una tienda en Paterna

La empresa urbanizará 220.000 metros y una Ciudad del Hábitat

Ikea, el gigante sueco del mueble barato, está dispuesto a financiar a su competencia directa para abrir una tienda en septiembre de 2012 a 10 minutos del centro de Valencia. Lorenzo Agustí, alcalde de Paterna, presentó ayer un proyecto de convenio con Ikea por el que la multinacional sueca ofrece 34 millones de euros para cubrir los costes de urbanización de 220.000 metros cuadrados de suelo en el término municipal de Paterna, donde levantará una tienda y sus servicios sobre 132.000 metros cuadrados y una paralela Ciudad del Hábitat, donde fabricantes y vendedores de muebles valencianos dispondrán de 40.000 metros cuadrados para exponer sus productos.

El Ayuntamiento de Paterna, por su parte, ofrece los servicios de la Sociedad Urbanística Municipal de Paterna, que se ocupará de todos los trámites de planeamiento y gestión de suelo y que actuará como agente urbanizador del PAI correspondiente. También aporta al proyecto 20.000 metros de suelo municipal sobre los que se levantará la Ciudad del Hábitat en dos plantas.

El centro lindará con la Pista de Ademuz y la circunvalación de Valencia

Agustí cerró el pasado mes de julio un acuerdo con Fevama y Fecomvac, las patronales del mueble y la madera y de los vendedores de muebles, para adjudicar los locales de la futura Ciudad del Hábitat a través de un concurso público y a precios públicos.

El Ayuntamiento de Paterna se compromete, además, a culminar todos los trámites para que las obras de construcción de la tienda de Ikea puedan arrancar en el segundo trimestre de 2011. La empresa prevé abrir al público en septiembre de 2012.El proyecto de convenio entre el Ayuntamiento de Paterna e Ikea establece que el 80% de la plantilla de la futura tienda será copada por vecinos censados en el término municipal de la localidad del área metropolitana de Valencia. Lorenzo Agustí, alcalde de Paterna, fue muy prudente durante la presentación de los dos proyectos de convenio de planeamiento y gestión de suelo, pero no dejó de ocultar su satisfacción. "Todo es bueno, el centro comercial generará hasta 2.000 empleos entre la plantilla de Ikea, sus almacenes, la Ciudad del Hábitat y todos los servicios de restauración o de cualquier tipo que se instalen" en el complejo comercial. "La única afección sería para los fabricantes y vendedores de muebles", siguió Agustí, "pero afortunadamente han sabido convertir la amenaza en una oportunidad".

Un portavoz de Fevama expresó la satisfacción del sector ante la posibilidad de levantar un centro comercial atractivo y especializado en el mueble y otros complementos para el hogar. Responsables de Fevama y Fecomvac ya han organizado una misión a Nueva York y a París para conocer cómo se han establecido y cómo se gestionan los centros comerciales específicos para el sector del mueble y los complementos del hogar asentados en ambas ciudades. "Vamos a copiar, que así se aprende", concedió el mismo portavoz de Fevama.

Ayer por la tarde fue imposible contactar con ningún portavoz de Ikea, pero los detalles que ofreció Agustí sobre los plazos en que se cumplirán todos los trámites que corresponden al Ayuntamiento son muy del gusto de la marca sueca, que planea la apertura de sus nuevas tiendas con la precisión de un reloj.

Vicente Rambla, vicepresidente primero y consejero de Industria, avanzó esta semana en Alicante que el Consell no autorizará la apertura de ninguna tienda de Ikea sin acuerdo previo de los industriales y vendedores de muebles valencianos. "Consideramos cumplidas todas las exigencias del Consell respecto al comercio y a los industriales", comentó Agustí. Por si acaso, el alcalde de Paterna aseguró que ya ha solicitado una entrevista con Rambla para ponerle al corriente de los detalles del proyecto. Además, el secretario autonómico de Relaciones Externas, Rafael Ripoll, asistió en persona a la presentación de Agustí.

El centro se ubicará sobre una parcela enclavada entre la Pista de Ademuz y la zona de afección de la autopista A-7 en el tramo de la circunvalación de Valencia, muy próximo a otro conocido centro comercial.

El alcalde expresó su satisfacción por el volumen de ingresos que representará la apertura del centro comercial en el término de Paterna, pero comentó: "Primero tenemos que cazar el oso. Luego podremos vender su piel". El proyecto de convenio será sometido al pleno municipal el 9 de noviembre. Luego se abrirá un plazo de alegaciones. El convenio definitivo podría firmarse entre el 31 de enero y el 31 de marzo.

Agustí aseguró que el Ayuntamiento está técnicamente preparado para solventar en los plazos previstos todos los trámites que son de su incumbencia. Pero concedió que no puede asumir ninguna responsabilidad sobre los trámites que dependan del Estado o de la Generalitat. El primero velará por las afecciones sobre carreteras o líneas de ferrocarril y debe aprobar la garantía de suministro de agua. La segunda debe aprobar visar los planes urbanísticos previstos.

Valencia y Alicante

Sonia Castedo, alcaldesa de Alicante, organizó una reunión con las asociaciones de vecinos de la ciudad donde un representante de Ikea defendió las excelencias del centro comercial que proyecta la multinacional sueca en los terrenos del Plan Rabassa. El acto congregó a unos 300 vecinos, que aplaudieron en varias ocasiones al representante de Ikea.

La empresa sueca plantea en Alicante una actuación sobre 135.000 metros cuadrados donde ocuparía 40.000 para su propia tienda y gestionaría el resto como promotor del centro. Ikea alquilaría o vendería los locales colindantes con el mejor postor y a precios de mercado.

La ciudad de Alicante se ha volcado con la empresa ante el calibre del proyecto y la cantidad de puestos de trabajo que podría generar.

En este momento, la Oficina de Armonización de Marcas de la Unión Europea es, con Alcoa, la primera empresa de la ciudad. Un centro comercial de 130.000 metros cuadrados triplicaría la superficie de cualquier otra superficie comercial de la provincia.

Pero el Plan Rabassa todavía tiene que superar algún escollo en los tribunales. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha aceptado denuncias que reclaman cautelas para la conservación de las lagunas enclavadas en la zona a urbanizar.

Al margen de los problemas jurídicos, Alicante no ha implicado a los fabricantes y comerciantes de muebles en su proyecto. Ikea tampoco ha cifrado nunca el volumen de la inversión que tiene prevista en la ciudad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de octubre de 2009

Más información